Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Niveles de calprotectina varían cuando se miden en matrices diferentes para la COVID-19

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 27 Dec 2021
Se han evaluado y comparado varias puntuaciones de riesgo, imágenes de diagnóstico y biomarcadores para ayudar a predecir complicaciones graves y resultados en pacientes con COVID-19. Sin embargo, la predicción temprana de la gravedad de la COVID-19 sigue siendo difícil, lo que enfatiza la necesidad de biomarcadores adicionales en la práctica diaria.

La calprotectina (CLP) se expresa y secreta típicamente por neutrófilos, monocitos y macrófagos activados, pero también puede ser expresada y secretada por otras líneas celulares que incluyen, pero no se limitan a células dendríticas, células endoteliales, queratinocitos y epitelio de la mucosa escamosa. La CLP circulante (cCLP) ha ganado atención recientemente como un biomarcador de la inflamación relacionada con los neutrófilos y los trastornos inflamatorios crónicos.

Imagen: El instrumento Phadia 200 es capaz de un menú de pruebas de diagnóstico de más de 700 pruebas ImmunoCAP y EliA diferentes para ayudar en el diagnóstico de alergias y enfermedades autoinmunes (Fotografía cortesía de Thermo Fisher Scientific)
Imagen: El instrumento Phadia 200 es capaz de un menú de pruebas de diagnóstico de más de 700 pruebas ImmunoCAP y EliA diferentes para ayudar en el diagnóstico de alergias y enfermedades autoinmunes (Fotografía cortesía de Thermo Fisher Scientific)

Los científicos del laboratorio médico del Hospital OLV (Aalst, Bélgica), incluyeron de manera prospectiva pacientes con diagnóstico primario de SARS-CoV-2, confirmado por la reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa en tiempo real (rRT-PCR) que se presentaron en el servicio de urgencias (SU) y que requirieron hospitalización. Se incluyeron 136 pacientes positivos para SARS-CoV-2 (70 hospitalizados en una sala no-UCI; 66 en una sala UCI), junto a 40 pacientes control negativo para SARS-CoV-2 (20 no-UCI; 20 CV-UCI).

Los principales biomarcadores de interés relacionados con la respuesta inflamatoria a la COVID-19 fueron cCLP (medida en heparina, EDTA y citrato en plasma y suero), proteína C reactiva (PCR), interleuquina-6 (IL-6), lactato deshidrogenasa (LDH) y procalcitonina (PCT). Después de que se realizaron análisis de laboratorio de rutina, incluidos los análisis de PCR, LDH y PCT, en muestras de sangre tomadas en el servicio de urgencias, se almacenaron alícuotas de suero, plasma con heparina, plasma con EDTA y plasma con citrato a -20°C. Se realizaron análisis por lotes de cCLP utilizando el ensayo EliA Calprotectin 2 en un instrumento Phadia 200 (Thermo Fisher Scientific, Waltham, MA, EUA) e IL-6 (Elecsys IL-6 en cobas c801, Roche Diagnostics, Rotkreuz, Suiza) en alícuotas almacenadas.

Los investigadores informaron que para los 136 pacientes con COVID-19, los niveles de cCLP eran más altos en comparación con las respectivas poblaciones de control, con niveles de cCLP significativamente más altos en suero y heparina que en EDTA o citrato. Se obtuvieron niveles más altos de cCLP para pacientes con COVID-19 con i) enfermedad grave/crítica (n = 70), ii) ingreso en UCI (n = 66) y iii) necesidad de ventilación mecánica/oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) (n = 25 ), pero, iv) no en pacientes que fallecieron dentro de los 30 días siguientes (n = 41).

Los autores concluyeron que la cCLP tiene un alto poder para discriminar casos de COVID-19 graves o críticos frente a pacientes que presentan enfermedad asintomática, leve o moderada, para predecir la necesidad de ingreso en la UCI y la necesidad de ventilación mecánica o ECMO. El estudio fue publicado el 14 de diciembre de 2021 en la revista Clinica Chimica Acta.

Enlace relacionado:
Hospital OLV
Roche Diagnostics


Últimas Química Clínica noticias



SEROSEP