Panel de análisis mejora predicción del riesgo de enfermedad cardíaca

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 18 Apr 2017
Los investigadores han descubierto que los resultados combinados de 5 pruebas simples (un EKG, una tomografía computarizada limitada y tres análisis de sangre), predijeron mejor quiénes desarrollarían enfermedad cardíaca, en comparación con las estrategias estándar que se centran en la presión arterial, el colesterol, la diabetes y el tabaquismo.
 

Imagen: Una nueva investigación demuestra que los resultados combinados de cinco pruebas ofrecen una mejor predicción de quiénes desarrollarían enfermedad cardíaca (Fotografía cortesía de iStock).
Imagen: Una nueva investigación demuestra que los resultados combinados de cinco pruebas ofrecen una mejor predicción de quiénes desarrollarían enfermedad cardíaca (Fotografía cortesía de iStock).
Las cinco pruebas juntas, proporcionan una evaluación más amplia y exacta que los métodos actualmente utilizados. “Este conjunto de pruebas es realmente poderoso en la identificación de riesgo inesperado entre las personas con pocos factores de riesgo tradicionales. Se trata de personas que no saben que corren riesgo de sufrir enfermedades del corazón y que podrían no ser el objetivo de las terapias preventivas”, dijo el profesor James de Lemos, un cardiólogo del Centro Médico Southwestern, de la Universidad de Texas.
 
Las cinco pruebas son: un EKG de 12 derivaciones que proporciona información sobre la hipertrofia (engrosamiento del músculo cardíaco); un escáner de calcio coronario (mediante imágenes de baja radiación) el cual identifica la acumulación de placa calcificada en las arterias del corazón; un análisis de sangre para la proteína C reactiva, la cual indica inflamación; un análisis de sangre para la hormona, NT-proBNP, que indica estrés en el corazón; un análisis de sangre para troponina T de alta sensibilidad, la cual indica daño al músculo cardíaco.
 
Cuatro ya están disponibles y la quinta prueba, la troponina T de alta sensibilidad, estará disponible en breve. Las pruebas de troponina se usan regularmente para diagnosticar ataques cardíacos, pero las troponinas, de alta sensibilidad, que miden y señalan pequeñas cantidades de daño pueden ser detectadas en individuos sin síntomas o señales de advertencia.
 
“Ha habido una necesidad real de llevar la ciencia moderna al problema de la predicción del riesgo de enfermedad cardíaca, que ha dependido de los factores de riesgo tradicionales, durante décadas”, dijo el Dr. de Lemos, “Queríamos determinar si los avances en imagenología y en los biomarcadores sanguíneos, podrían ayudarnos a identificar mejor quién estaba en riesgo de enfermedades del corazón”.
 
Los datos analizados provenían de dos estudios basados en poblaciones, en que cada uno siguió a una gran cohorte multiétnica de individuos, inicialmente sanos, durante más de 10 años. El nuevo estudio, dirigido por cardiólogos de la UT Southwestern, se centró en un espectro más amplio de eventos de enfermedades cardiovasculares.
 
“Un interés principal de este estudio es ampliar el alcance de la predicción de riesgo más allá del ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular. Creemos que la gente está interesada en todo el portafolio de problemas cardíacos que pueden desarrollarse”, dijo el cardiólogo, Prof. Amit Khera, de la UT Southwestern. El panel de pruebas no sólo amplió la predicción de riesgo para incluir la probabilidad de insuficiencia cardíaca (una condición crónica en la que el corazón se debilita progresivamente) y la fibrilación auricular (un trastorno del ritmo cardíaco), sino que también demostró ser un mejor factor predictivo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular que los métodos recomendados actualmente.
 
“El valor agregado proviene de una selección cuidadosa de pruebas que eran complementarias, pero no redundantes”, dijo el Dr. Khera, “Estas cinco pruebas ya han demostrado su valor por sí solas. Y cada una de ellas nos dice algo diferente acerca de los posibles problemas del corazón - son aditivas. Por ejemplo, en comparación con aquellos sin resultados anormales, los individuos con cinco resultados anormales tenían un riesgo 20 veces mayor de desarrollar complicaciones cardíacas, durante los próximos 10 años”.
 
El estudio fue financiado en parte por la NASA, para mejorar las estrategias con el fin de predecir las enfermedades del corazón. Si un astronauta, especialmente en una misión a largo plazo, “tiene un evento cardiovascular, eso sería catastrófico”, dijo el Dr. Khera. Lo que es útil para predecir la salud de los astronautas es útil para el público. Las personas interesadas en su riesgo cardíaco en los próximos 10-20 años “pueden obtener mucha información útil con el uso de estas cinco pruebas”, dijo el Dr. de Lemos.
 
Estas pruebas no son para todos y deben hacerse sólo en colaboración con un médico con experiencia en la prevención de enfermedades del corazón, para ayudar a interpretar los resultados. El estudio se publicó el 30 de marzo de 2017 en la revista Circulation.
 


RANDOX LABORATORIES

Últimas Química Clínica noticias