Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Recuento de eosinófilos suministra información diagnóstica para la COVID-19

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 29 Jul 2020
El diagnóstico temprano de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y el aislamiento de los pacientes son importantes tanto para la atención individual de los mismos como para la contención de la enfermedad. El diagnóstico se confirma probando la presencia de ARN viral en la nasofaringe con un ensayo de reacción en cadena de la polimerasa, que tiene disponibilidad limitada, tiempo de respuesta variable y una alta tasa de falsos negativos.

Se han asociado los resultados de los parámetros de laboratorio, como linfopenia y concentraciones elevadas de enzimas hepáticas, proteína C-reactiva, lactato deshidrogenasa, ferritina y dímero D, con la COVID-19 y algunos, como los niveles elevados de proteína C-reactiva y Dímero-D, se han relacionado con la gravedad de la enfermedad. Un informe observó una disminución progresiva en el recuento de linfocitos en los no sobrevivientes en comparación con niveles más estables en los sobrevivientes.

Imagen: El Contador Coulter Multisizer 4e es un sistema de recuento y caracterización de partículas altamente versátil (Fotografía cortesía de Beckman Coulter).
Imagen: El Contador Coulter Multisizer 4e es un sistema de recuento y caracterización de partículas altamente versátil (Fotografía cortesía de Beckman Coulter).

Los científicos del Hospital de Coney Island (Brooklyn, NY, EUA) compararon los resultados de eosinófilos de los hemogramas de rutina (CBC) de los primeros 50 pacientes ingresados, positivos para COVID-19, con los resultados de eosinófilos de 50 pacientes con infección de influenza confirmada al momento de la presentación al departamento de urgencias. El número de pacientes con cero eosinófilos el día de la presentación también se comparó entre los dos grupos. Además, los recuentos de eosinófilos en los 50 pacientes con COVID-19 fueron revisados durante los primeros cinco días de su estancia en el hospital y antes del alta, junto con el resultado (fallecido versus dado de alta), y las tendencias en los datos de eosinófilos se compararon en función del resultado. Los eosinófilos fueron determinados con un contador Coulter (Beckman Coulter, Indianápolis, IN, EUA) y su límite inferior de detección de eosinófilos es cero.

Los investigadores informaron que el día de la presentación, 30 pacientes en el grupo COVID-19 (60%) y ocho pacientes en el grupo de influenza (16%) tenían un recuento de eosinófilos de cero. Otros 14 pacientes en el grupo COVID-19 tuvieron cero eosinófilos durante los siguientes dos días. El número total de pacientes en el grupo COVID-19 que tenían cero eosinófilos al ingreso o durante los dos días siguientes fue de 44 (88%). Además, 18 de 21 pacientes fallecidos en el grupo COVID-19 (86%) que inicialmente presentaron eosinopenia permanecieron eosinopénicos en comparación con 13 de 26 sobrevivientes (50%).

Muhammad M. Zaman, MD, especialista en enfermedades infecciosas y autor principal del estudio, dijo: “La revisión del recuento de eosinófilos puede ser una herramienta útil para decidir si aislar a alguien de inmediato y comenzar terapias específicas mientras se esperan los resultados de las pruebas confirmatorias. En COVID-19, una enfermedad que tiene una superposición sustancial de síntomas con la gripe, la eosinopenia podría ayudar a diferenciar qué pacientes tienen, probablemente, COVID-19”.

Los autores concluyeron que la prueba de diagnóstico de PCR COVID-19 existente, tiene limitaciones, disponibilidad limitada, tiempo de respuesta variable y una tasa alta de falsos negativos. Un recuento de eosinófilos de cero en pacientes que requieren hospitalización puede ayudar al reconocimiento temprano de la COVID-19 y ser usada para dirigir las decisiones terapéuticas mientras las pruebas de PCR confirmatorias aún están en proceso. Estos hallazgos pueden ser especialmente útiles durante las temporadas en las que prevalece la infección por influenza y la clasificación de los pacientes basada en síntomas puede carecer de especificidad en el diagnóstico de la COVID-19. Un mal aumento de los recuentos de eosinófilos después del ingreso también se correlacionó con una alta gravedad de la enfermedad y con bajas tasas de recuperación. El estudio fue publicado el 16 de julio de 2020 en la revista The Journal of the American Osteopathic Association.

Enlace relacionado:

Últimas Hematología noticias



Singuway Biotech Inc.