Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Perfiles moleculares, firma del microambiente pueden mejorar el pronóstico de los linfomas

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 14 Jan 2020
El microambiente tumoral incluye los vasos sanguíneos circundantes, las células inmunes, los fibroblastos, las moléculas de señalización y la matriz extracelular que encapsula las células cancerosas. Por ejemplo, las células que no son del linfoma que permanecen en el microambiente del tumor, pueden modificar el efecto de las mutaciones.

Aunque las alteraciones genéticas que promueven un tumor proporcionan información sobre la agresividad de las células cancerosas, las células no malignas del microambiente tumoral tienen el potencial de promover el crecimiento maligno al apoyar la evasión inmune y permitir el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos. En los últimos años, los científicos han perfilado los genomas de los linfomas, han definido mutaciones que confieren pronósticos buenos y malos, y han encontrado varias mutaciones sobre las que se puede actuar en la clínica.

Imagen: Microfotografía de un linfoma difuso de células B grandes, de un aspirado de médula ósea; el núcleo puede estar contorneado y ser irregular (Fotografía cortesía de Peter Maslak)
Imagen: Microfotografía de un linfoma difuso de células B grandes, de un aspirado de médula ósea; el núcleo puede estar contorneado y ser irregular (Fotografía cortesía de Peter Maslak)

Los científicos de Weill Cornell Medicine (Nueva York, NY, EE. UU.) y sus colegas de BostonGene Corporation (Boston, MA, EUA), desarrollaron y desenredaron las firmas transcriptómicas de las células del microambiente del linfoma (LME) y de las vías de 3.026 linfomas difusos de células B grandes (DLBCL) de 13 conjuntos de datos que incluyen una nueva cohorte de 127 pacientes. Las mutaciones estaban disponibles para 562 pacientes de los conjuntos de datos y para 22 pacientes de esa cohorte (secuenciación de todo el exoma con normal coincidente). Aplicando la agrupación basada en la densidad, identificaron cuatro firmas LME, independientes de las clasificaciones transcripcionales y genéticas informadas basadas en las células de linfoma.

El equipo aplicó la agrupación basada en la densidad para identificar cuatro firmas de microambiente de linfoma que proporcionaron información pronóstica más allá de lo que podría obtenerse solo de los transcriptomas y las mutaciones de las células de linfoma. Dos de las firmas, denominadas “inmunosupresoras” y “mesenquimales”, se asociaron para hacer que las mutaciones tumorales se comportaran mejor, y las otras dos, llamadas “inmunidad antitumoral” y “agotadas”, se asociaron con hacer que las mutaciones se comportaran peor.

Los científicos mostraron que cuando los pacientes tienen una mutación tumoral asociada con un mal pronóstico en un buen microambiente tumoral, esa mutación puede no ser tan mala. Por el contrario, cuando los pacientes tienen una mutación tumoral que generalmente indica un buen pronóstico pero está en un microambiente malo, esa mutación puede ser perjudicial. Por ejemplo, los linfomas de doble impacto (DH) son subgrupos bien conocidos que albergan translocaciones de genes BCL2 y MYC. Considerando solo la genética, este subgrupo generalmente se asocia con un mal pronóstico. Sin embargo, cuando los linfomas DH exhiben un subtipo de microambiente con un buen pronóstico, el pronóstico de estos pacientes con linfoma DH generalmente mejora.

Leandro Cerchietti, MD, oncólogo y primer autor del estudio, dijo: “Clasificamos los tumores, consideramos nuevas categorías que no se consideraban antes con el fin de aumentar la precisión del diagnóstico. También ofrece la posibilidad de realizar ensayos clínicos más precisos ahora que tenemos esta información disponible para los pacientes”. El estudio se presentó el 9 de diciembre de 2019 en el congreso anual de la Sociedad Americana de Hematología, celebrado en Orlando, Florida, EUA.

Enlace relacionado:
Weill Cornell Medicine
BostonGene Corporation


Últimas Hematología noticias



Singuway Biotech Inc.