Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Las leucemias envejecen prematuramente las células de la médula ósea

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 27 Feb 2019
La leucemia mieloide aguda (LMA) es un cáncer de la línea mieloide de las células sanguíneas, que se caracteriza por el rápido crecimiento de células anormales que se acumulan en la médula ósea y la sangre e interfieren con las células sanguíneas normales.

La LMA es una enfermedad relacionada con la edad que depende en gran medida del microambiente de la médula ósea. Con la edad, los tejidos acumulan células senescentes, caracterizadas por una detención irreversible de la proliferación celular y la secreción de un conjunto de citoquinas, quimiocinas y factores de crecimiento proinflamatorios, conocidos colectivamente como el fenotipo secretor asociado a la senescencia (SASP).

Imagen: Un diagrama de cómo el superóxido derivado la leucemia, NOX2, es un promotor de la senescencia protumoral dependiente de p16INK4a en las células estromales de la médula ósea (Fotografía cortesía de la Universidad de Anglia Oriental).
Imagen: Un diagrama de cómo el superóxido derivado la leucemia, NOX2, es un promotor de la senescencia protumoral dependiente de p16INK4a en las células estromales de la médula ósea (Fotografía cortesía de la Universidad de Anglia Oriental).

Un gran equipo de científicos liderado por aquellos de la Universidad de Anglia Oriental (Norwich, Reino Unido), identificó el mecanismo por el que se produce el proceso de envejecimiento prematuro en la médula ósea de los pacientes con leucemia y destacó el impacto potencial que esto podría tener sobre los tratamientos futuros. Informaron que la senescencia de las células estromales de la médula ósea se debe a la expresión de p16INK4a. Las células estromales senescentes que expresan p16INK4a se retroalimentan para promover la supervivencia y proliferación de los blastos de la LMA a través del SASP. Es importante destacar que la eliminación selectiva de células estromales de médula ósea senescentes positivas para p16INK4a in vivo mejoró la supervivencia de ratones con leucemia.

El equipo descubrió, a continuación, que el microentorno del tumor senescente impulsado por la leucemia es causado por el superóxido derivado de NOX2 inducido por la LMA. La NADPH oxidasa (NOX2) es una enzima que generalmente participa en la respuesta del cuerpo a la infección, se demostró que estaba presente en las células de la LMA y se descubrió que esto es responsable de crear las condiciones de envejecimiento. El equipo estableció que la enzima NOX2 genera superóxido, lo que impulsa el proceso de envejecimiento. Finalmente, utilizando el modelo de ratón p16-3MR, mostraron que al apuntar a NOX2, redujeron la senescencia de células estromales de la médula ósea y, en consecuencia, redujeron la proliferación de la LMA. Los datos identifican el superóxido derivado de NOX2, generado por la leucemia, como un impulsor de la senescencia dependiente de p16INK4a pro-tumoral en las células estromales de médula ósea.

Stuart A. Rushworth, PhD, autor principal del estudio, dijo: “Nuestros resultados proporcionan evidencia de que el cáncer causa el envejecimiento. Hemos demostrado claramente que la célula cancerosa impulsa el proceso de envejecimiento en las células vecinas no cancerosas. Nuestro estudio revela que la leucemia utiliza este fenómeno biológico en su beneficio para acelerar la enfermedad. No se sabía previamente que la leucemia induce el envejecimiento del entorno local no canceroso. Esperamos que esta función biológica se pueda explotar en el futuro, allanando el camino para nuevos medicamentos”. El estudio se publicó el 31 de enero de 2019 en la revista Blood.

Enlace relacionado:
Universidad de Anglia Oriental


Últimas Hematología noticias