Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Biopsia líquida detecta la enfermedad residual en el cáncer de mama

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 08 Jan 2020
El concepto de ADN circulante o células tumorales para identificar pacientes con cáncer residual presente después de un tratamiento curativo putativo en etapa temprana, ha avanzado rápidamente en múltiples tipos de tumores desde algunas de las primeras pruebas prometedoras en cáncer colorrectal.

Los cánceres de seno triple negativos, a diferencia de otros tipos de cáncer de mama, conllevan un riesgo significativo de recurrencia incluso cuando se diagnostican en etapas tempranas. Además, carecen de la creciente lista de opciones de tratamiento específicas disponibles para otros subconjuntos moleculares y debido a esto, el estándar de atención se limita a la quimioterapia, la radiación y la cirugía.

Imagen: Variantes morfológicas del cáncer de mama triple negativo (TNBC) con diferentes alteraciones genéticas. A: TNBC con características histológicas basales que contienen un infiltrado linfocítico estromal prominente; este tumor tenía amplificación de MYC. B: TNBC con diferenciación apocrina y una mutación en PI3KCA. Las células tumorales tienen abundante citoplasma eosinofílico, núcleos redondos y nucleolos prominentes (Fotografía cortesía de la Facultad de Medicina Geisel).
Imagen: Variantes morfológicas del cáncer de mama triple negativo (TNBC) con diferentes alteraciones genéticas. A: TNBC con características histológicas basales que contienen un infiltrado linfocítico estromal prominente; este tumor tenía amplificación de MYC. B: TNBC con diferenciación apocrina y una mutación en PI3KCA. Las células tumorales tienen abundante citoplasma eosinofílico, núcleos redondos y nucleolos prominentes (Fotografía cortesía de la Facultad de Medicina Geisel).

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana (Indianápolis, IN, EUA) y sus colegas analizaron muestras de plasma retrospectivas que habían sido recolectadas de pacientes inscritos en el ensayo clínico Fase II BRE12-158, que estudió la terapia dirigida genómicamente versus la elección del tratamiento por parte del médico después de la quimioterapia preoperatoria en pacientes con cáncer de mama triple negativo de alto riesgo.

El ensayo incluyó a 196 mujeres en total, a 142 de ellas les realizaron la secuenciación de ADN tumoral circulante (ADNc) con la Prueba Líquida FoundationOne (Foundation Medicine, Cambridge, MA, EUA) y suficiente seguimiento clínico para estudiar. Las pruebas identificaron ADNc mutado en 90 de las pacientes, alrededor del 60%, con TP53 como el gen mutado más comúnmente, seguido de otros que se asocian comúnmente con el cáncer de mama.

A los 17,2 meses de seguimiento, las pacientes en las que se había detectado ADNc tenían una supervivencia libre de enfermedad distante (DDFS) significativamente inferior, en comparación con aquellas que no. El grupo que mostró mutaciones circulantes sobrevivió sin recurrencias distantes 32,5 meses en promedio, mientras que las pacientes sin ADNc no habían alcanzado una mediana. A los 24 meses, la tasa de DDFS fue del 56% para las pacientes con ADNc positivo, en comparación con el 81% para las pacientes con ADNc negativo. La combinación de ADNc y la detección de células tumorales circulantes aumentó esto aún más. Los pacientes con doble positivo (con ADNc y células tumorales circulantes presentes) tenían un DDFS a los dos años de solo el 52% en comparación con el 89% para los negativos dobles.

Milan Radovich, PhD, profesor asociado y primer autor del estudio, dijo: “Con la quimioterapia neoadyuvante, aproximadamente un tercio de los pacientes triple negativos logran un estado de respuesta patológica completa, en el que no hay evidencia de su tumor una vez que los cirujanos lo eliminan. Este subgrupo tiene resultados mucho mejores que los dos tercios que aún tienen enfermedad residual después de la quimioterapia neoadyuvante”. El estudio se presentó en el Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio celebrado del 10 al 14 de diciembre de 2019 en San Antonio, TX, EUA.

Enlace relacionado:
Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana
Foundation Medicine


Últimas Patología noticias