Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Pruebas estándar de patología son mejores que las subtipificaciones moleculares en el cáncer de vejiga

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 07 Jan 2020
Los métodos de diagnóstico en evolución incluyen la compilación de bancos de datos sobre la expresión génica y las mutaciones presentes en un tipo de cáncer, para encontrar patrones de expresión génica que luego se pueden utilizar para subtipificar tumores que “se parecen patológicamente” pero son molecularmente diferentes.

Los estudios indican que los subtipos moleculares en el cáncer de vejiga invasivo muscular predicen el resultado clínico. La idea es que los subtipos moleculares estén mejor equipados para indicar qué cáncer es más o menos agresivo y para ayudar a dirigir las opciones de tratamiento, como determinar si la quimioterapia antes de la cirugía para extirpar una vejiga enferma es una mejor opción.

Imagen: Microfotografía electrónica de una célula de cáncer de vejiga: las pruebas de patología clínica superan a las de subtipificación molecular en el cáncer de vejiga (Fotografía cortesía de Jim Stallard).
Imagen: Microfotografía electrónica de una célula de cáncer de vejiga: las pruebas de patología clínica superan a las de subtipificación molecular en el cáncer de vejiga (Fotografía cortesía de Jim Stallard).

Un equipo de científicos dirigido por aquellos en la Facultad de Medicina de Georgia (Augusta, GA, EUA) subtipificó una cohorte institucional de 52 pacientes, incluidos 39 con cáncer de vejiga muscular invasivo, un conjunto de datos Oncomine (Thermo Fisher Scientific, Waltham, MA, EUA) de 151 con cáncer de vejiga invasivo muscular y conjunto de datos de TCGA (el Atlas del Genoma del Cáncer) de 402 con cáncer de vejiga invasivo muscular. La subtipificación se realizó mediante paneles simplificados (MCG-1 y MCG-Ext) que incluyeron solo transcripciones comunes en estudios publicados y se analizaron para predecir metástasis y supervivencia específica de cáncer, global y sin recurrencia.

El equipo informó que MCG-1 solo tenía una exactitud del 31% -36% para predecir indicadores importantes como la probabilidad de metástasis; supervivencia específica de la enfermedad, es decir, cáncer de vejiga sobreviviente; o supervivencia general, lo que significa supervivencia de todas las causas de muerte desde el momento del diagnóstico de cáncer o el comienzo del tratamiento hasta el final del estudio. Vieron nuevamente a los 402 pacientes cuyas muestras estaban en el conjunto de datos y encontraron que los tumores de 21 pacientes eran en realidad de bajo grado. Los pacientes con tumores de bajo grado tienen una mayor capacidad de supervivencia y un mejor pronóstico que los pacientes con enfermedad muscular invasiva de alto grado.

Cuando eliminaron los casos de bajo grado del conjunto de datos TCGA, MCG-1 no predijo con exactitud esencialmente nada, ni siquiera la supervivencia general. Luego incluyeron a algunos pacientes con tumores de bajo grado en su propio conjunto de datos, que habían examinado originalmente, y MCG-1 ahora fue capaz de predecir metástasis y supervivencia específica de la enfermedad. Todos los subtipos existentes se clasifican como malos o mejores según el pronóstico del cáncer. La presencia de los tumores de bajo grado en la clasificación de los subtipos sesgó los datos para hacer que pareciera que los subtipos predecían la supervivencia general cuando realmente era el grado del cáncer lo que era predictivo.

Vinata B. Lokeshwar, PhD, profesora y autora correspondiente del estudio, dijo: “El perfil genético del tumor de un paciente definitivamente tiene valor para permitirle descubrir los promotores del crecimiento y la metástasis que ayudan a dirigir el tratamiento de ese individuo, incluso cuando ayuda para identificar nuevos objetivos de tratamiento. Pero usar esta información para subtipificar tumores no parece agregar valor diagnóstico o pronóstico para los pacientes”.

Los autores concluyeron que los subtipos moleculares reflejan la heterogeneidad del tumor de vejiga y están asociados con el grado del tumor. En múltiples cohortes y clasificaciones de subtipos, los parámetros clínicos superaron a los subtipos para predecir el resultado. El estudio fue publicado el 1 de enero de 2020 en la revista Journal of Urology.

Enlace relacionado:
Facultad de Medicina de Georgia
Oncomine


Últimas Patología noticias



Singuway Biotech Inc.