Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Prueba de ADN en heces ayuda a detectar lesiones precancerosas

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 31 Dec 2019
El cáncer colorrectal (CCR) es el tercer cáncer más común y es una de las principales causas de mortalidad relacionada con el cáncer. Aunque la incidencia de CCR aumenta, se ha observado una disminución en la mortalidad debido a la implementación de la detección de CCR y la mejora de las terapias.

La detección de CCR no solo conduce a una reducción de la morbilidad y la mortalidad, sino también a una menor incidencia de CCR cuando las lesiones neoplásicas se pueden detectar y eliminar en una etapa premaligna. Por lo tanto, la detección de CCR se considera rentable o incluso un ahorro de costos. Actualmente, la colonoscopia se usa para programas de detección oportunistas en los Estados Unidos, mientras que en Europa, la prueba inmunoquímica de sangre oculta fecal (FIT) es la primera opción para la detección de CCR en los programas de detección basados en invitación.

Imagen: La plataforma de detección del cáncer fue una prueba de ADN en heces multiobjetivo (MT-sADN), que utiliza biomarcadores múltiples para garantizar los niveles más altos de sensibilidad (Fotografía cortesía del Laboratorio de Ciencias Exactas)
Imagen: La plataforma de detección del cáncer fue una prueba de ADN en heces multiobjetivo (MT-sADN), que utiliza biomarcadores múltiples para garantizar los niveles más altos de sensibilidad (Fotografía cortesía del Laboratorio de Ciencias Exactas)

Científicos de patología del Instituto de Cáncer de los Países Bajos (Ámsterdam, Países Bajos) y sus colegas recolectaron prospectivamente 1.047 muestras de heces enteras. Se llevó a cabo una evaluación histológica y las lesiones se clasificaron como no neoplásicas, pólipos serrados, adenomas o carcinomas. A los participantes del examen de detección les realizaron pruebas inmunoquímicas fecales (FIT, OC-Sensor, Eiken Chemical, Tokio, Japón) antes de su preparación para la colonoscopia de detección.

Se aplicó una prueba de ADN en heces multiobjetivo (MT-sADN) a todas las muestras de heces para el análisis de marcadores de ADN que se recolectaron y procesaron de acuerdo con un procedimiento operativo estándar uniforme y se analizaron en el Laboratorio de Ciencias Exactas (Madison, WI, EUA). El equipo evaluó la eficacia de la prueba MT-sADN que determina la presencia de mutaciones en KRAS y la metilación del promotor NDRG4 y BMP3, además de las pruebas de hemoglobina.

El equipo determinó que la prueba MT-sADN era más sensible que la FIT para la detección de lesiones precancerosas (46% versus 27%). Mientras que la prueba MT-sADN detectó 24 de 119 lesiones avanzadas que no fueron detectadas por la FIT, la FIT detectó solo una lesión precancerosa que la prueba MT-sADN no detectó. La especificidad para la MT-sADN y la FIT entre individuos con hallazgos no avanzados o negativos fue del 89% y 93%, respectivamente. Las dos pruebas tuvieron una sensibilidad similar para detectar individuos con adenomas avanzados de alto riesgo y los individuos con adenomas de bajo riesgo. Una prueba positiva de MT-sADN se asoció con lesiones múltiples, lesiones más grandes y lesiones con arquitectura tubulovellosa.

Los autores concluyeron que la prueba MT-sADN que combina la metilación del ADN y los marcadores de mutación con la hemoglobina tiene una sensibilidad significativamente mayor para las lesiones precancerosas avanzadas que las pruebas FIT solas con la misma especificidad, lo que indica su potencial de aplicación en el cribado de la población para el CCR. Basado en una extensa evaluación de costo-efectividad, muchos programas de detección organizados usan FIT como una prueba de clasificación para seleccionar individuos para la colonoscopia. Aunque la detección de sangre en las heces ha demostrado ser exitosa en la reducción de la mortalidad por CCR, la sensibilidad aún se puede mejorar. El estudio fue publicado en la edición de diciembre de 2019 de la revista The American Journal of Gastroenterology.

Enlace relacionado:
Instituto de Cáncer de los Países Bajos
Eiken Chemical
Laboratorio de Ciencias Exactas


Últimas Patología noticias



MINDRAY -MR Global Limited