Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Examinan las trayectorias moleculares longitudinales del glioma difuso del adulto

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 09 Dec 2019
Hasta hace relativamente poco, el cáncer era visto como una enfermedad única con subtipos basados en el lugar del cuerpo donde surgió. La llegada del análisis molecular detallado ha demostrado que la situación es mucho más complicada y que puede haber muchas poblaciones de células subclonales incluso dentro de un solo tumor.

El tumor cerebral maligno más común en adultos, el glioma difuso, también es uno de los cánceres más difíciles de tratar. Invariablemente recae a pesar de las intervenciones quirúrgicas, radioterapéuticas y/o quimioterapéuticas. Pero si bien las características moleculares iniciales se han descrito bien en los gliomas, su evolución posterior bajo estrés de tratamiento todavía es desconocida.

Imagen: Inmunohistoquímica que muestra la expresión de la proteína IDH1 mutada en el glioblastoma usando un anticuerpo monoclonal dirigido a la mutación IDH1 R132H (Fotografía cortesía de Marvin 101)
Imagen: Inmunohistoquímica que muestra la expresión de la proteína IDH1 mutada en el glioblastoma usando un anticuerpo monoclonal dirigido a la mutación IDH1 R132H (Fotografía cortesía de Marvin 101)

Un gran equipo internacional de científicos que trabaja con el Laboratorio Jackson de Medicina Genómica (Farmington, CT, EUA) seleccionó muestras de tumores de alta calidad que representan los tres subtipos principales de glioma difuso de 222 pacientes en dos puntos de tiempo cada uno, que se caracterizaron como inicial y recurrencia. Los análisis demostraron la naturaleza altamente variable de los gliomas, pero proporcionan un marco para el estudio efectivo de la evolución del glioma y la respuesta al tratamiento. Analizaron datos de secuenciación de ADN separados temporalmente e hicieron anotaciones clínicas de los pacientes adultos con glioma.

Entre los hallazgos interesantes se encontró que cuando las células de glioma son estresadas por terapias contra el cáncer como la radiación y la quimioterapia, no evolucionan de manera consistente. Existen características comunes entre las muestras de pacientes, como la hipermutación, una tasa muy alta de mutación en el genoma y la aneuploidía, en la que cromosomas completos se pierden o se adquieren a través de la disfunción de la división celular. Pero después de los primeros eventos que impulsan el inicio y la progresión del cáncer, su evolución a menudo parece ser aleatoria en lugar de seguir caminos predecibles.

El tratamiento con agentes alquilantes resultó en un fenotipo hipermutador a diferentes velocidades en los subtipos de glioma, y la hipermutación no se asoció con diferencias en la supervivencia general. Se detectó frecuentemente la aneuploidía adquirida en los gliomas recurrentes y se caracterizó por la mutación de la isocitrato deshidrogenasa (IDH) pero sin la supresión conjunta de los brazos cromosómicos 1p/19q, y convergió aún más con alteraciones adquiridas en el ciclo celular y los malos resultados.

El equipo también evaluó cómo la actividad inmune puede dar forma a la evolución del glioma. La inmunoterapia, que utiliza el propio sistema inmune del cuerpo para atacar y eliminar las células cancerosas, es un campo nuevo y emocionante, y comprender las interacciones inmunes en el microambiente tumoral y la naturaleza de la evasión inmune del glioma es un paso importante para una posible implementación. También mostraron que la actividad inmune (inmunoedición) no varía en el glioma con el tiempo, aunque hubo diferencias entre pacientes y que se necesita más trabajo para comprender completamente la variabilidad y las estrategias de inmunoterapia que podrían ser más efectivas contra los gliomas.

Roel Verhaak, PhD, profesor y biólogo computacional del cáncer y autor principal del estudio, dijo: “Se necesitan más datos para comprender completamente la evolución del glioma, pero el recurso del Consorcio de Análisis Longitudinal del Glioma (GLASS) proporciona una base excelente para estudiar de manera más efectiva tanto la evolución como la respuesta al tratamiento. Colectivamente, estos hallazgos nos ayudarán a determinar qué métodos de tratamiento resultarán en la mayor eliminación o destrucción de las células de glioma posible”. El estudio fue publicado el 20 de noviembre de 2019 en la revista Nature.

Enlace relacionado:
Laboratorio Jackson de Medicina Genómica


Últimas Patología noticias



Singuway Biotech Inc.