Microscopía ultravioleta como herramienta de diagnóstico

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 02 Jan 2018
El examen histológico de los tejidos es fundamental para el diagnóstico y el tratamiento de las neoplasias y muchas otras enfermedades, y es una técnica fundamental para los estudios preclínicos y básicos.
 

Imagen: Fotografía MUSE de una arteria renal con una lámina elástica interna y externa; el microscopio que usa luz ultravioleta para iluminar muestras permite a los patólogos evaluar imágenes de alta resolución de biopsias y otras muestras de tejido fresco para detectar enfermedades en cuestión de minutos, sin requerir de la lenta preparación de portaobjetos convencionales ni la destrucción del tejido (Fotografía cortesía de MUSE Microscopy).
Imagen: Fotografía MUSE de una arteria renal con una lámina elástica interna y externa; el microscopio que usa luz ultravioleta para iluminar muestras permite a los patólogos evaluar imágenes de alta resolución de biopsias y otras muestras de tejido fresco para detectar enfermedades en cuestión de minutos, sin requerir de la lenta preparación de portaobjetos convencionales ni la destrucción del tejido (Fotografía cortesía de MUSE Microscopy).
La microscopía de campo claro comúnmente utilizada requiere la preparación previa de cortes de tejido de espesor micrométrico montadas sobre un portaobjetos de vidrio, que es un proceso que puede requerir horas o días, contribuye al costo y retrasa el acceso a información crítica.
 
Científicos de laboratorio del centro médico Davis de la Universidad de California (Sacramento, CA, EUA) han desarrollado una técnica sencilla, no destructiva y sin deslizamientos que, en cuestión de minutos, proporciona imágenes histológicas de diagnóstico de alta resolución que se asemejan a las obtenidas usando la histología convencional de hematoxilina y eosina. El método, que denominaron microscopía con excitación de superficie ultravioleta (MUSE), también puede generar información de forma y contraste de color. MUSE se basa en la luz ultravioleta de ~280 nm para restringir la excitación de las coloraciones fluorescentes convencionales a las superficies de los tejidos y no tiene efectos significativos en los ensayos moleculares posteriores (que incluyen la hibridación fluorescente in situ y la secuenciación de ARN).
 
Las muestras que han sido coloreadas con eosina u otros colorantes estándar para resaltar características importantes tales como núcleos, citoplasma y componentes extracelulares producen señales de la excitación UV que son lo suficientemente brillantes como para ser detectadas por cámaras de color convencionales utilizando tiempos de exposición por debajo del segundo. El proceso permite obtener imágenes rápidas de grandes áreas y poder hacer la interpretación inmediata. La capacidad de MUSE de recopilar rápidamente imágenes de alta resolución sin consumir el tejido es una característica especialmente importante. La tecnología es comercializada por MUSE Microscopy Inc. (Davis, CA, EUA). 
 
Richard Levenson, MD, FCAP, profesor y vicepresidente de tecnologías estratégicas en el Departamento de Patología y Medicina de Laboratorio de la UC Davis y autor principal del estudio, dijo: “MUSE elimina cualquier necesidad de procesamiento convencional de tejidos que implique fijación con formalina, inclusión en parafina o cortes delgados. No requiere microscopía con láser, confocal, multifotón o instrumentación de tomografía de coherencia óptica, y la tecnología simple la hace muy adecuada para el uso donde se obtienen y evalúan biopsias”. El estudio fue publicado el 4 de diciembre de 2017 en la revista Nature Biomedical Engineering.
 

Últimas Patología noticias