Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Leucocitos ayudan a definir las infecciones del tracto urinario en pediatría

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 24 Mar 2021
Las infecciones del tracto urinario representan hasta el 7% de las fiebres en niños de hasta 24 meses y son un factor común de las consultas a la sala de emergencias de los hospitales. Estas infecciones bacterianas en bebés y niños pequeños pueden ser difíciles de diagnosticar porque sus síntomas son similares a los de otras afecciones que causan fiebre.

Si el diagnóstico se retrasa, una ITU se puede convertir en una infección grave que puede tener consecuencias duraderas. Por ejemplo, se han relacionado las cicatrices renales relacionadas con la ITU con hipertensión y enfermedad renal crónica en etapas posteriores de la vida. Para diagnosticar una infección urinaria, los médicos deben realizar un cultivo de una muestra de orina y esperar a que desarrolle bacterias reveladoras en una caja de Petri que contenga nutrientes. Sin embargo, este proceso puede demorar hasta dos días, lo que retrasa el tratamiento.

Imagen: Glóbulos blancos en la orina de un paciente con bacteriuria y piuria, una infección del tracto urinario. Las células tienen núcleos lobulados y gránulos citoplásmicos refráctiles (Fotografía cortesía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah).
Imagen: Glóbulos blancos en la orina de un paciente con bacteriuria y piuria, una infección del tracto urinario. Las células tienen núcleos lobulados y gránulos citoplásmicos refráctiles (Fotografía cortesía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah).

Los pediatras y sus colegas del Centro Médico de la UT Southwestern (Dallas, TX, EUA), llevaron a cabo un estudio transversal retrospectivo de niños menores de 24 meses evaluados en el departamento de urgencias por sospecha de ITU con análisis de orina emparejados y urocultivos durante un período de 6 años. El resultado primario fue el resultado positivo del cultivo de orina y los umbrales de cultivo. Las características de la prueba para los puntos de corte de piuria microscópica y esterasa leucocitaria (LE) positiva, se calcularon para tres grupos de gravedad específica de la orina: baja <1,011, moderada 1,011 a 1,020 y alta> 1,020.

El equipo informó que, del total de 24.171 pacientes analizados, el resultado del cultivo de orina fue positivo en 2.003 (8,3%). Utilizaron la gravedad específica de la orina y encontraron que los límites óptimos de glóbulos blancos (WBC) por campo de gran aumento (HPF) eran tres (razón de probabilidad positiva [RP +] 10,5; razón de probabilidad negativa [RP−] 0,12) en baja, seis (RP + 12; RP− 0,14) en concentraciones moderadas y ocho (RP+ 11,1; RP− 0,35) en concentraciones altas de orina. Las razones de probabilidad para la LE positiva pequeña de concentraciones bajas a altas en orina (RP + 25,2, RP− 0,12; RP + 33,1, RP− 0,15; RP + 37,6, RP− 0,41), permanecieron excelentes.

Shahid Nadeem, MD, profesor asistente de pediatría y autor principal del estudio, dijo: “Para cada uno de estos grupos de concentración, la esterasa leucocitaria se mantuvo constante, lo que sugiere que es un buen desencadenante para analizar la orina en busca de glóbulos blancos. Saber cuántos glóbulos blancos tienden a estar presentes en las muestras de orina en diferentes concentraciones en niños con infecciones urinarias, podría ayudar a los médicos a comenzar a tratar estas infecciones antes de recibir los resultados del cultivo de orina, lo que brinda alivio a los pacientes y sus padres y previene complicaciones”.

Los autores concluyeron que el punto de corte óptimo de la piuria para predecir los resultados positivos del cultivo de orina cambia con la concentración de orina en los niños pequeños. Los umbrales de piuria de tres leucocitos por HPF a concentraciones bajas de orina y de ocho leucocitos por HPF a concentraciones altas de orina, tienen un valor predictivo óptimo para definir las ITU. La esterasa leucocitaria positiva es un fuerte predictor de ITU independientemente de la concentración de orina. El estudio aparece en la edición de febrero de 2021 de la revista Pediatrics.

Enlace relacionado:
Centro Médico de la UT Southwestern


Últimas Microbiología noticias