Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

AACC

Prueba molecular hace el diagnóstico de la aspergilosis pulmonar invasiva

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 19 Jun 2019
La aspergilosis invasiva (AI) es una infección micótica oportunista común, que afecta principalmente a pacientes con neutropenia grave y prolongada. El diagnóstico precoz de la aspergilosis pulmonar invasiva (API) es muy difícil, pero es crucial para el inicio rápido del tratamiento necesario para mejorar el resultado del paciente.

La evidencia micológica utilizada para el diagnóstico de API probable incluye microscopía microbiológica tradicional y cultivo de una muestra respiratoria, junto con pruebas serológicas no basadas en cultivos, como la del antígeno GM en suero y líquido de lavado broncoalveolar (LBA), así como de β -d-glucano en suero.

Imagen: La prueba Ag PLATELIA ASPERGILLUS (Fotografía cortesía de Bio-Rad Laboratories).
Imagen: La prueba Ag PLATELIA ASPERGILLUS (Fotografía cortesía de Bio-Rad Laboratories).

Los científicos médicos del campus de atención médica de Rambam (Haifa, Israel) y sus asociados realizaron broncoscopias utilizando un broncoscopio de fibra óptica con monitorización cardiopulmonar. El procedimiento se realizó bajo sedación consciente y anestesia local. El análisis de laboratorio del fluido de lavado broncoalveolar (LBA) incluyó lo siguiente: coloración citológica para la detección de elementos fúngicos, cuerpos de Pneumocystis jirovecii (PJ) y cuerpos de inclusión viral en las células alveolares; coloraciones bacterianas y cultivos que incluyen medios de crecimiento específicos para Mycobacterial spp., Legionella spp.; cultivos de hongos; cultivos virales para el virus del herpes simple (HSV) y citomegalovirus (CMV); reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para la detección de Aspergillus spp., Legionella spp., Mycobacterial spp., PJ, HSV, CMV y ácidos nucleicos para los virus respiratorios (influenza, parainfluenza, virus sincitial respiratorio, adenovirus, metaneumovirus humano).

Se midió el antígeno GM en el suero y el LBA utilizando ELISA (Bio-Rad, Marnes-la-Coquette, Francia). El ADN total se preparó a partir de 5 mL de una muestra de líquido de LBA usando el mini kit de ADN QIAamp (Qiagen, Hilden. Alemania) y se amplificó por PCR usando un ensayo de PCR de dos pasos (anidado) que amplifica una región específica de Aspergillus altamente conservada del gen del ARN ribosomal 18S. Un fragmento de PCR de 232 pb codificado por el gen de la β-globina humana se amplificó en paralelo como control de la presencia del ADN del huésped. Los productos de ADN total se amplificaron en un termociclador T3 (Biometra, Gottingen, Alemania).

Durante el período de estudio de 12 años, de enero de 2005 a diciembre de 2016, a 1.072 pacientes les practicaron 1.248 broncoscopias en el LBA por una sospecha de infección pulmonar oportunista. De la población estudiada, 630/1.072 (59%) eran hombres; la edad media fue de 55 (1–90) años. La malignidad hematológica se encontró en el 77%, de ellos el 40% tenía LMA y en el 35,6% se realizó un trasplante de células madre hematopoyéticas (TCMH). Se diagnosticó API en 531 pacientes (42,5%), siete demostrados, 280 probables y 244 posibles. La PCR fue positiva en 266 casos, de los cuales 213 tenían API, lo que indica una tasa positiva verdadera del 80% (213/266) y una tasa falsa positiva del 20% (53/266). Estos resultados establecen que el desempeño diagnóstico de la PCR tiene una sensibilidad del 40%, una especificidad del 93%, un VPP-80% y un VPN-68%. De 244 pacientes con posible API, 80 tuvieron PCR positiva. Incluir la PCR en los criterios diagnósticos movería 80 casos del grupo de posibles al grupo de probables. Una combinación de PCR positiva y/o LBA-GM aumenta la sensibilidad al 74%, mientras que la positividad de ambas pruebas eleva el VPP al 99,4%.

Los autores concluyeron que la inclusión de la prueba de PCR para la detección del ADN de Aspergillus en el LBA en los criterios micológicos de las definiciones EORTC/MSG aumenta la tasa y la certeza del diagnóstico de API. El estudio se publicó en la edición de junio de 2019 de la revista International Journal of Infectious Diseases.

Enlace relacionado:
Campus de Atención Médica de Rambam
Bio-Rad
Biometra




Últimas Microbiología noticias



GLOBETECH PUBLISHING LLC