Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

AACC

Las bacterias orales están asociadas con los tumores más agresivos

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 01 Apr 2019
Las neoplasias quísticas pancreáticas (NQP) se detectan cada vez más en la población general. Comprenden una entidad clínicamente desafiante con potencial para progresar a cáncer invasivo. La enfermedad a menudo se descubre tarde, lo que significa que en la mayoría de los casos el pronóstico es malo.

Sin embargo, no todos los tumores pancreáticos son cancerosos. Por ejemplo, existen los llamados tumores quísticos pancreáticos (quistes pancreáticos), muchos de ellos benignos. Algunos pueden, sin embargo, volverse cancerosos. Actualmente es difícil poder diferenciar entre estos tumores. Para descartar el cáncer, a muchos pacientes les realizan una cirugía, lo que pone una tensión tanto en el paciente como en los servicios de salud.

Imagen: El Mini Kit ZymoBIOMICS ADN diseñado para purificar el ADN de cualquier muestra que esté lista de inmediato para los análisis de microbiomas o metagenomas (Fotografía cortesía de Zymo Research).
Imagen: El Mini Kit ZymoBIOMICS ADN diseñado para purificar el ADN de cualquier muestra que esté lista de inmediato para los análisis de microbiomas o metagenomas (Fotografía cortesía de Zymo Research).

Un equipo internacional de científicos que trabajan con el Instituto Karolinska (Huddinge, Suecia) recolectó biopsias de líquido quístico y de sangre periférica en el día de la cirugía de 105 pacientes a quienes les practicaron una pancreatectomía quirúrgica por sospecha de lesiones quísticas pancreáticas con base en un diagnóstico preoperatorio. Se recogió sangre venosa en ayunas en tubos con K2EDTA y se realizó una centrifugación por gradiente de densidad en Ficoll Paque PLUS (GE Life Sciences, Marlborough, MA, EUA).

El ADN microbiano se aisló del líquido del quiste y del plasma utilizando el Kit ZymoBIOMICS DNA Miniprep (Zymo Research, Irvine, CA, EUA). El ADN se aisló a partir de cortes de tejido pancreático fijados en formol e incluidos en parafina (FFPE) utilizando el kit AllPrep ADN/ARN FFPE (Qiagen, Sollentuna, Suecia). El kit para la interleuquina humana (IL)-β/IL-1F2 ELISA DuoSet (R&D Systems, Minneapolis, MN, EUA) se usó para cuantificar los niveles de interleuquina 1β (IL-1β) en el líquido del quiste y en el plasma. El ensayo de detección de endotoxinas del factor C Recombinante PyroGene (Lonza Bioscience, Falun, Suecia) se utilizó para cuantificar el lipopolisacárido bacteriano (LPS) en el fluido del quiste.

Los investigadores informaron que el número de copias de ADN 16S y la cantidad de proteína IL-1β eran significativamente mayores en neoplasmas mucinosos papilares intraductales (IPMN) con displasia de alto grado e IPMN con cáncer, en comparación con los PCN que no son IPMN. A pesar de la alta variación interpersonal de la composición de la microbiota intraquística, los análisis de tamaño del efecto de la red bacteriana y del análisis discriminante lineal demostraron la presentación simultánea y el enriquecimiento de los taxones bacterianos orales, incluyendo Fusobacterium nucleatum y Granulicatella adiacens en el fluido quístico de los IPMN con displasia de alto grado. También encontraron que la presencia de ADN bacteriano fue mayor en pacientes a quienes les habían realizado una endoscopia invasiva de páncreas, un procedimiento que implica la inserción de un tubo flexible en la boca para examinar y tratar afecciones pancreáticas, por lo que se favorecía la posible transferencia de bacterias orales al páncreas.

Margaret Sällberg Chen, DDS, PhD, profesora principal y autora correspondiente del estudio, dijo: “La mayoría de las bacterias se encuentran en la etapa en que los quistes comienzan a mostrar signos de cáncer. Lo que esperamos es que esto se pueda usar como un biomarcador para la identificación temprana de los quistes cancerosos que se deben extirpar quirúrgicamente para curar el cáncer; esto a su vez también reducirá la cantidad de cirugías innecesarias de tumores benignos”. El estudio se publicó el 14 de marzo de 2019 en la revista GUT.

Enlace relacionado:
Instituto Karolinska
GE Life Sciences
Zymo Research
Qiagen
R&D Systems
Lonza Bioscience







Últimas Microbiología noticias