Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Un análisis permite determinar la resistencia a los antibióticos y la identificación del patógeno

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 25 Feb 2019
Se ha desarrollado un dispositivo de diagnóstico rápido para detectar e identificar la fuente de una infección en menos de una hora. La tecnología patentada basada en el ADN tiene el potencial de revolucionar el control de las infecciones proporcionando una prueba POC, un diagnóstico económico y rápido de patógenos en humanos, animales y para la agricultura.

El ensayo C-AST (GeneCapture, Huntsville, AL, EUA) se desarrolló conjuntamente con el ensayo de identificación de patógenos CAPTURE, que significa confirmar patógenos activos a través de una plataforma de expresión de ARN amplificado. El ensayo CAPTURE identifica el ARN de patógenos bacterianos o fúngicos en muestras líquidas, incluyendo sangre, orina, saliva y otros tipos, con un “marcador fluorescente universal”, aplicando el array patentado de la empresa utilizando un algoritmo de aprendizaje automático.

Imagen: El Dr. Krishnan Chittur, PhD, director tecnológico y cofundador de GeneCapture, sostiene el prototipo del cartucho de prueba de infección rápida (Fotografía cortesía de GeneCapture).
Imagen: El Dr. Krishnan Chittur, PhD, director tecnológico y cofundador de GeneCapture, sostiene el prototipo del cartucho de prueba de infección rápida (Fotografía cortesía de GeneCapture).

A principios de este mes, los científicos de GeneCapture presentaron datos recopilados del sistema prototipo en funcionamiento para sus colaboradores en la Universidad de Alabama (Huntsville, AL, EUA). Los investigadores ensayaron cuatro antibióticos: ampicilina (AMP), amoxicilina/clavulanato (AMC), trimetoprim/sulfametoxazol (SXT) y ciprofloxacina (CIP), contra los nueve patógenos responsables de la mayoría de los casos de ITU. Los organismos del grupo incluyeron cepas de especies como Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Proteus mirabilis y Staphylococcus aureus.

Los científicos evaluaron inicialmente 70 procesamientos en los que se compararon 181 exposiciones a medicamentos con controles sin exposición a medicamentos. Luego evaluaron 25 ensayos posteriores contra los resultados de los cultivos, centrándose en AMP, AMC, SXT y CIP, y la mayoría de ellos se analizaron por duplicado o por triplicado. El grupo no encontró falsas resistencias o falsas sensibilidades al usar los medicamentos. También enfatizaron que el ensayo C-AST se desempeñó de manera idéntica a los resultados del cultivo pero en un período de tiempo mucho más corto. El ensayo C-AST puede analizar la efectividad de varios antibióticos contra patógenos en un lapso de entre 5 y 75 minutos.

Peggy L. Sammon, cofundadora y directora general de GeneCapture, dijo: “Nos dimos cuenta de que para la mayoría de las infecciones, saber la identidad del organismo no era suficiente, por lo que desarrollamos el ensayo C-AST para brindarnos información sobre el medicamento correcto para usar una vez que CAPTURE haya identificado un organismo. Conocer el tipo de organismo y su concentración permite que el ensayo C-AST analice rápidamente qué antibióticos son sensibles o resistentes”.

Enlace relacionado:
GeneCapture
Universidad de Alabama



Últimas Microbiología noticias