Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Efectos causales de los biomarcadores de proteínas inflamatorias sobre las enfermedades inflamatorias

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 22 Dec 2021
Los procesos inflamatorios están asociados con una amplia gama de enfermedades humanas, incluidas las enfermedades reumáticas y las alergias. El papel de la inflamación en el desarrollo y progresión de la enfermedad es de gran interés médico, científico y de salud pública.

Los biomarcadores de proteínas son moléculas medibles que pueden tener un valor pronóstico en los pacientes para diagnosticar enfermedades o indicar la gravedad de la enfermedad. En la actualidad, se ha identificado una gran cantidad de proteínas plasmáticas como posibles biomarcadores de enfermedades inflamatorias, puesto que a menudo se expresan en gran medida en pacientes con la enfermedad.

Imagen: Los kits de reactivos HiSeq X admiten la alta cobertura para la secuenciación del genoma completo (WGS) con la serie de sistemas de secuenciación HiSeq X (Fotografía cortesía de Illumina)
Imagen: Los kits de reactivos HiSeq X admiten la alta cobertura para la secuenciación del genoma completo (WGS) con la serie de sistemas de secuenciación HiSeq X (Fotografía cortesía de Illumina)

Los inmunólogos de la Universidad de Uppsala (Uppsala, Suecia), utilizaron un método llamado Aleatorización Mendeliana para identificar biomarcadores de proteínas que tienen un efecto causal directo en la protección o promoción del desarrollo de la enfermedad. En 2006 y 2009 se reclutó a un total de 719 personas de Karesuando y 350 personas del condado de Soppero en Norrbotten, Suecia. Para cada participante, se tomaron muestras de sangre y se separaron suero y plasma, se congelaron inmediatamente y se almacenaron a -70°C.

Los niveles de proteínas para 92 biomarcadores putativos de inflamación se midieron utilizando el panel Proseek Multiplex Inflammation (Olink, Uppsala, Suecia) y el ensayo de extensión de proteínas. Brevemente, se usa un ensayo basado en afinidad con pares de sondas de anticuerpos marcadas con oligonucleótidos que se unen a cada una de las proteínas objetivo. Si ambos anticuerpos se unen en estrecha proximidad, se produce y cuantifica una diana de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) mediante PCR estándar en tiempo real. Se secuenciaron un total de 1.041 muestras, de una encuesta, mediante la tecnología de lectura corta Illumina X-ten (Illumina, San Diego, CA, EUA) a una cobertura de 30 veces por individuo. Los científicos también analizaron en el estudio un conjunto de 18 enfermedades inflamatorias, para las que al menos 1.000 participantes tenían un diagnóstico informado en el Biobanco del Reino Unido (UKB).

El equipo informó que casi un centenar de biomarcadores de proteínas, previamente asociados con enfermedades inflamatorias, fueron el objetivo del estudio actual. El estudio mostró que la interleuquina-12B (IL-12B) protege contra la psoriasis y la artropatía psoriásica, el péptido asociado a la latencia (factor de crecimiento transformante β-1) (LAP TGF-β-1) contra la osteoartritis, un inductor débil de apoptosis similar al TNF (TWEAK ) contra el asma, el factor de crecimiento endotelial vascular A (VEGF-A) contra la colitis ulcerativa y la linfotoxina-alfa (LT-α) contra la diabetes tipo 1 y la artritis reumatoide. Se encontró que solo un biomarcador tiene un efecto dañino, a saber, la IL-18R1, que aumenta el riesgo de desarrollar alergia, fiebre del heno y eccema.

Weronica E. Ek, PhD, profesora asociada de Inmunología, Genética y Patología y autora principal del estudio, dijo: “Sorprendentemente, encontramos que una fracción mayor de las proteínas investigadas en realidad protegen contra el desarrollo de enfermedades, en lugar de aumentar el riesgo de enfermedad. Nuestros resultados sugieren que, en individuos sanos, estas proteínas se expresan para proteger contra el daño tisular”. El estudio fue publicado el 8 de diciembre de 2021 en la revista Science Advances.

Enlace relacionado:
Universidad de Uppsala
Olink


Últimas Inmunología noticias



SEROSEP