Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Evalúan un biomarcador para la detección precoz de la enfermedad cardíaca congénita

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 16 Dec 2020
La cardiopatía congénita (CC) es la malformación congénita más común en los seres humanos en todo el mundo. Los biomarcadores cardiovasculares circulantes podrían mejorar potencialmente la detección precoz de las enfermedades del corazón, incluso en recién nacidos asintomáticos.

Se ha utilizado en adultos, con insuficiencia cardíaca, el fragmento amino terminal de la prueba del péptido natriurético de tipo cerebral prohormonal (NT-proBNP). La evidencia ha encontrado que la prueba de NT-proBNP es útil en bebés que requieren cuidados intensivos neonatales, niños con hipertensión pulmonar y miocardiopatías y niños con varios tipos de CC.

Imagen: El instrumento GSP es un analizador por lotes, de alto rendimiento, diseñado para la medición cuantitativa o cualitativa de muestras de cribado neonatal en microplacas de 96 pozos (Fotografía cortesía de PerkinElmer).
Imagen: El instrumento GSP es un analizador por lotes, de alto rendimiento, diseñado para la medición cuantitativa o cualitativa de muestras de cribado neonatal en microplacas de 96 pozos (Fotografía cortesía de PerkinElmer).

Los pediatras del Hospital Universitario Ryhov (Jönköping, Suecia) y sus colegas, inscribieron prospectivamente a recién nacidos a término, sanos, nacidos entre el 1 de julio de 2018 y el 31 de mayo de 2019 y los compararon con los recién nacidos identificados retrospectivamente con CC, nacidos entre el 1 de septiembre de 2003 y el 30 de septiembre de 2019. El diagnóstico de cardiopatía coronaria se confirmó mediante ecocardiografía. Se realizó un seguimiento de los recién nacidos de control durante un mínimo de un año mediante las historias clínicas electrónicas de los pacientes que incluían controles de rutina y consultas médicas adicionales.

Los científicos desarrollaron un inmunoensayo completamente automatizado para la medición de NT-proBNP a partir de muestras de gotas de sangre seca (DBS). Las tiras de microtitulación de formato de 96 pocillos se recubrieron con anticuerpo IgG monoclonal de ratón anti-NT-proBNP (HyTest Ltd, Turku, Finlandia) y el anticuerpo marcador monoclonal (HyTest Ltd) se marcó con quelato de europio. El hematocrito en esta mezcla se comprobó con un analizador de hematología Coulter Ac • T diff (Beckman Coulter, Brea, CA, EUA). Se utilizó un analizador de lotes de alto rendimiento (GSP Instrument; PerkinElmer, Waltham, MA, EUA), para los ensayos en placa.

La prueba de sangre seca (DBS) para el NT-proBNP, realizada apenas dos días después del nacimiento, marcó el 71% de los 34 bebés examinados con CC conocida y el 68% de los casos críticos de CC. La combinación de la prueba DBS con el cribado por oximetría de pulso mejoró la detección de CC al 82% y la detección de CC crítica al 89%. Los bebés con cardiopatía coronaria tenían un nivel medio de NT-proBNP de 17.240 ng/L según la prueba de DBS. Los controles sanos tenían niveles de NT-proBNP significativamente más bajos, con una mediana de 1.900 ng/L. Una comparación de DBS y el cribado estándar para NT-proBNP (análisis de laboratorio en 500 μL de sangre en un tubo de recolección que contenía EDTA como anticoagulante) encontró que las dos pruebas estaban altamente correlacionadas y concordantes.

Los autores concluyeron que la prueba DBS NT-proBNP discriminaba bien entre los recién nacidos sanos y recién nacidos con varios tipos de cardiopatía coronaria, incluidas las lesiones críticas. Se establecieron valores de referencia adicionales para los días dos a cuatro de vida, lo que refleja el momento de los programas comunes de cribado del recién nacido. El estudio fue publicado el 2 de diciembre de 2020 en la revista JAMA Network Open.

Enlace relacionado:
Hospital Universitario Ryhov
HyTest Ltd
PerkinElmer


Últimas Inmunología noticias