Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Inmunoanálisis puede ayudar a identificar la artritis de Lyme en los niños

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 15 Jan 2020
En los Estados Unidos, la artritis de Lyme es la característica más común, de la infección en etapa tardía, con la espiroqueta transmitida por garrapatas, Borrelia burgdorferi, comenzando generalmente meses después de la picadura inicial de la garrapata. Los pacientes con artritis de Lyme tienen ataques intermitentes o persistentes de hinchazón y dolor en las articulaciones en una o algunas articulaciones grandes, especialmente en la rodilla, generalmente durante un período de varios años, sin manifestaciones sistémicas prominentes.

En las áreas endémicas de la enfermedad de Lyme, el tratamiento inicial de los niños con artritis puede ser un desafío porque las pruebas de diagnóstico tardan varios días en arrojar resultados, lo que lleva a procedimientos invasivos potencialmente innecesarios. La prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) del líquido sinovial para el ADN de B. burgdorferi a menudo es positiva antes del tratamiento, pero no es un marcador confiable de erradicación de la espiroqueta después de la terapia con antibióticos.

Imagen: Se ha evaluado el desempeño diagnóstico del inmunoensayo enzimático C6 para la artritis de Lyme (Fotografía cortesía de Lonnie R. Marcum, PT, BSHCA)
Imagen: Se ha evaluado el desempeño diagnóstico del inmunoensayo enzimático C6 para la artritis de Lyme (Fotografía cortesía de Lonnie R. Marcum, PT, BSHCA)

Los médicos del Hospital Infantil de Boston (Boston, MA, EUA) y sus colegas, examinaron el papel de la prueba de inmunoensayo enzimático con el péptido C6 (EIA) para guiar el manejo inicial de los niños con artritis aguda, a quienes evalúan para enfermedad de Lyme, que se presentaron al departamento de urgencias participante, Pedi Lyme Net (2015–2019). Los médicos definieron la artritis de Lyme con un resultado de prueba EIA C6 positivo o equívoco seguido de un resultado positivo de inmunotransferencia complementaria y definieron la artritis séptica como un resultado positivo de cultivo de líquido sinovial o un resultado positivo de hemocultivo con pleocitosis en el líquido sinovial.

Los científicos informaron que de los 911 pacientes del estudio, 211 niños (23,2%) tenían artritis de Lyme, 11 (1,2%) tenían artritis séptica y 689 (75,6%) tenían otro tipo de artritis inflamatoria. Un resultado de EIA C6 positivo o equívoco tuvo una sensibilidad del 100% (211/211) y una especificidad del 94,2% (661/700) para la artritis de Lyme. Ninguno de los 250 niños con un resultado de EIA C6 positivo o equívoco tuvo artritis séptica, aunque a 75 niños les realizaron artrocentesis diagnóstica y a 27 les practicaron un lavado articular quirúrgico.

Lise Nigrovic, MD, MPH, profesora asistente de pediatría y coautora del estudio, dijo: “Demostramos que se podría usar la prueba C6 EIA, una prueba de primer nivel aprobada previamente para la enfermedad de Lyme, con resultados disponibles en unas pocas horas, para guiar de manera segura el manejo inicial de los niños con articulaciones inflamadas con el fin de evitar procedimientos invasivos innecesarios para niños con artritis de Lyme”.

Los autores concluyeron que, en las áreas endémicas de la enfermedad de Lyme, se podría usar un resultado EIA C6 para guiar la toma de decisiones clínicas iniciales, sin clasificar erróneamente a los niños como con artritis séptica. El estudio fue publicado en la edición de diciembre de 2019 de la revista Pediatrics.

Enlace relacionado:
Hospital Infantil de Boston


Últimas Inmunología noticias