Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

RANDOX LABORATORIES

Biomarcadores vaginales predicen los riesgos de nacimiento pretérmino

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 12 Nov 2019
El parto prematuro y sus complicaciones son los principales contribuyentes a la muerte infantil en los Estados Unidos y en todo el mundo. Las complicaciones del parto prematuro son la principal causa de muertes en los recién nacidos y representan el 35% de los 3,1 millones de muertes neonatales del mundo cada año.

Una longitud corta del cuello uterino y el agotamiento de las especies de Lactobacillus son factores de riesgo conocidos para el parto prematuro. En muchas áreas del mundo con pocos recursos, la tecnología para evaluar la presencia de estos factores de riesgo no está disponible, por lo que las mujeres embarazadas con factores de riesgo específicos no son identificadas ni tratadas.

Imagen: El kit DuoSet ELISA para la determinación de los niveles de MMP-3 y TIMP-1 (Fotografía cortesía de R&D Systems).
Imagen: El kit DuoSet ELISA para la determinación de los niveles de MMP-3 y TIMP-1 (Fotografía cortesía de R&D Systems).

Un equipo internacional de científicos que trabaja con la Universidad de Idaho (Moscú, ID, EUA), recolectó y analizó muestras de fluidos vaginales de 340 mujeres embarazadas del trimestre medio con el fin de determinar los factores que se correlacionan con un cuello uterino corto. Realizaron un estudio prospectivo de estas mujeres a quienes les practicaron una ecografía vaginal de rutina para evaluar la longitud del cuello uterino en la clínica obstétrica ambulatoria de la Universidad Federal de Sao Paulo (Sao Paulo, Brasil).

Se cuantificaron los niveles vaginales de los isómeros del ácido D y L-láctico mediante ensayos colorimétricos utilizando los kits de ácido D-láctico y ácido L-láctico EnzyChrom (BioAssay Systems, Haywood, CA, EUA). Se midieron los niveles de TIMP-1, TIMP-2, MMP-2, MMP-8 y Hsp70 (todos con sistemas de R&D Systems, Minneapolis, MN, EUA) y la proteína total (Thermo-Fisher Scientific, Waltham, MA, EUA) en el sobrenadante del líquido vaginal. El p62 (Enzo Life Sciences, Farmingdale, NY, EUA), la isoforma a2 de la ATPasa vacuolar (a2V) (MyBioSource, San Diego, CA, EUA) y la proteína total en la fracción de células epiteliales lisadas se determinó mediante kits comerciales de ensayo de inmunoabsorción ligada a enzimas (ELISA). Las composiciones de los microbiomas vaginales se evaluaron mediante el análisis de las regiones V1-V3 de los genes 16S rARN, mientras que la longitud del cuello uterino se determinó mediante ecografía transvaginal.

Los científicos informaron que los microbiomas vaginales se podrían agrupar en cinco tipos comunitarios (CST); cuatro de ellos eran dominados por una sola especie de Lactobacillus. El predominio de Lactobacillus crispatus o de Lactobacillus jensenii en el microbioma vaginal predijo el nivel de ácido D-láctico presente. Varios de los biomarcadores, especialmente TIMP-1, en combinación con la edad y la raza de la mujer, se asociaron significativamente con la longitud del cuello uterino.

Larry Forney, PhD, profesor y autor principal del estudio, dijo: “Medir los niveles de TIMP-1 y ácido D-láctico en las secreciones vaginales podría ser una forma sencilla de evaluar el riesgo de parto prematuro de una mujer. Este es un excelente ejemplo del tipo de estudio que se puede hacer cuando traes personas de diferentes disciplinas”. Este equipo de investigadores incluía obstetras, ginecólogos, inmunólogos, ecologistas microbianos y estadísticos.

Los autores concluyeron que medir los niveles de TIMP-1 y ácido D-láctico en las secreciones vaginales podría ser una forma directa de evaluar el riesgo de parto prematuro debido a un cuello uterino corto y la composición del microbioma. El estudio fue publicado el 22 de octubre de 2019 en la revista mBio.

Enlace relacionado:
Universidad de Idaho
Universidad Federal de Sao Paulo
BioAssay Systems
R&D Systems
Thermo-Fisher Scientific
Enzo Life Sciences
MyBioSource


Últimas Inmunología noticias