Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Clasificación de neoplasias maduras de células B mediante citometría de flujo estandarizada

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 07 Dec 2021
La clasificación de las neoplasias linfoides integra datos clínicos, patológicos, inmunofenotípicos, genéticos y moleculares para diferenciar entre entidades del linfoma de células B maduras. La clasificación precisa de estas entidades (también conocidas como enfermedades linfoproliferativas crónicas de células B, B-CLPD), tiene importantes implicaciones terapéuticas.

Los datos inmunofenotípicos combinados con hallazgos morfológicos, moleculares, genéticos y clínicos ya contribuyen a la clasificación de las neoplasias de células B maduras. En comparación con otras técnicas, la citometría de flujo podría ser un método ventajoso para evaluar el inmunofenotipo en virtud de su corto tiempo de respuesta, su alto rango dinámico, su alta sensibilidad para células raras, su potencial de estandarización y su disponibilidad mundial.

Imagen: Frotis de sangre de un paciente con linfoma folicular de bajo grado en fase leucémica: nótese los núcleos escindidos (células de granos de café) y escaso citoplasma (Fotografía cortesía de Kyle Bradley, MD)
Imagen: Frotis de sangre de un paciente con linfoma folicular de bajo grado en fase leucémica: nótese los núcleos escindidos (células de granos de café) y escaso citoplasma (Fotografía cortesía de Kyle Bradley, MD)

Un equipo internacional de científicos dirigido por los de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rostock (Rostock, Alemania), estudió 662 muestras de un número idéntico de pacientes, que comprendían 145 casos de leucemias linfoides crónicas (LLC), 58 de leucemias de células peludas (HCL), 29 de linfomas de Burkitt (BL), 104 de linfomas difusos de células B grandes (DLBCL), 129 foliculares (FL), 74 linfoplasmocíticos (LPL), 76 de células del manto (MCL) y 47 linfomas de zona marginal (MZL). Además, se adquirieron 501 muestras consecutivas con sospecha de infiltración de linfoma de 501 pacientes en dos centros, entre el 14 de marzo de 2020 y el 30 de septiembre de 2021.

Los científicos utilizaron el panel de anticuerpos contra la enfermedad linfoproliferativa crónica de células B de 5 tubos y 8 colores de EuroFlow (EuroFlow, Leiden, Países Bajos). Los niveles de expresión de los 26 marcadores del panel se representaron gráficamente por entidad de células B para construir una biblioteca de referencia de diagnóstico univariante y completamente estandarizada. Para el análisis de datos multivariados, posteriormente utilizaron el Análisis de Correlación Canónica de 176 casos de entrenamiento para proyectar el espacio multidimensional de los 26 parámetros inmunofenotípicos en 36 gráficos bidimensionales para cada posible diagnóstico diferencial por pares. Los límites diagnósticos se ajustaron de acuerdo con la distribución de los inmunofenotipos de un diagnóstico diferencial dado. El equipo desarrolló un algoritmo de diagnóstico basado en estas proyecciones que se desarrolló y posteriormente se validó utilizando 486 casos independientes.

Los investigadores informaron que se observaron valores predictivos negativos superiores al 92,1% para todas las categorías de enfermedades, excepto el linfoma folicular. Se obtuvieron valores predictivos positivos particularmente altos en la leucemia linfoide crónica (99,1%), la leucemia de células peludas (97,2%), el linfoma folicular (97,2%) y el linfoma de células del manto (95,4%). Los linfomas difusos de células B grandes de Burkitt y CD10+ fueron difíciles de diferenciar mediante el algoritmo. Se observó una ambigüedad similar entre los linfomas de células B grandes difusos de zona marginal, linfoplasmocíticos y CD10. La especificidad del método superó el 98% para todas las entidades.

Los autores concluyeron que, en resumen, la clasificación mediante citometría de flujo, independiente de expertos, guiada por algoritmos, de las neoplasias de células B maduras, puede contribuir a un diagnóstico confiable en la mayoría de estos linfomas. Es muy probable que el método reduzca la variación entre centros en este paso de diagnóstico en particular e informará objetivamente sobre la contribución relativa de los datos de citometría de flujo al diagnóstico general integrado de las entidades del linfoma. El estudio fue publicado el 23 de noviembre de 2021 en la revista Blood Advances.

Enlace relacionado:
Facultad de Medicina de la Universidad de Rostock
EuroFlow


Últimas Hematología noticias



SEROSEP