Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Evalúan la endoteliopatía en la coagulopatía asociada con la COVID-19

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 22 Jul 2020
Una característica importante de la patogénesis grave del síndrome respiratorio agudo por el coronavirus 2 es la coagulopatía asociada a la COVID-19, caracterizada por un aumento de las complicaciones trombóticas y microvasculares. La coagulopatía por infección por COVID-19 se caracteriza por altas concentraciones de dímero D y fibrinógeno con cambios menores en el tiempo de protrombina y el recuento de plaquetas.

La enfermedad consiste en una fase infecciosa temprana en la que el virus ingresa a las células epiteliales pulmonares a través de los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 de superficie (ACE2), causando neumonía viral, seguida de una fase inflamatoria sistémica caracterizada por insuficiencia respiratoria y disfunción multiorgánica. Se cree que los trastornos en las concentraciones de citoquinas, incluida la interleuquina-6 (IL-6), juegan un papel en la enfermedad.

Imagen: Un sistema de pruebas de hemostasia ACL TOP (Fotografía cortesía de Instrumentation Laboratory).
Imagen: Un sistema de pruebas de hemostasia ACL TOP (Fotografía cortesía de Instrumentation Laboratory).

Un gran equipo de científicos médicos dirigido por aquellos en la Facultad de Medicina de Yale (Nueva Haven, CT, EUA), llevó a cabo un estudio transversal de pacientes adultos (≥18 años), hospitalizados entre el 13 de abril y el 24 de abril de 2020, con un diagnóstico confirmado de COVID-19, medido mediante ensayos de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en muestras de torunda nasofaríngea. El equipo examinó la sangre de 68 pacientes con COVID-19. De estos pacientes, 48 estaban gravemente enfermos en una UCI. Los otros 20 estuvieron hospitalizados, pero no en la UCI.

Los investigadores midieron el dímero D y el fibrinógeno con un sistema BCS XP (Siemens; Malvern, PA, EUA). Las mediciones de la actividad de antitrombina, la actividad de la proteína C, la actividad de la proteína S, la actividad de la antiplasmina α2, el antígeno del factor von Willebrand (VWF), la actividad del VWF y la actividad del factor VIII se hicieron mediante el ACL TOP (Instrumentation Laboratory; Bedford, MA, EUA). Para las mediciones de los complejos de PAI-1 y trombina-antitrombina (TAT), el sobrenadante de plasma se congeló, luego se envió a los laboratorios de referencia certificados según la Ley de Mejoramiento de los Laboratorios Clínicos, donde se utilizó una prueba ELISA para el análisis de estos analitos. La P-selectina soluble, el ligando CD40 soluble (sCD40L) y la trombomodulina soluble también se midieron mediante ensayos ELISA.

Los científicos informaron que los marcadores de activación de células endoteliales y plaquetas se elevaron significativamente en pacientes de UCI en comparación con pacientes sin UCI, incluido el antígeno del VWF (media 565% ± 199 en pacientes en UCI versus 278% ± 133 en pacientes no-UCI) y P soluble-selectina (15,9 ± 4,8 ng/mL versus 11,2 ± 3,1 ng/mL). Las concentraciones de antígeno de VWF también se elevaron por encima del rango normal en 16/20 (80%) pacientes sin UCI. Descubrieron que la mortalidad se correlacionaba significativamente con el antígeno VWF y la trombomodulina soluble entre todos los pacientes. En todos los pacientes, las concentraciones de trombomodulina soluble superiores a 3,26 ng/mL se asociaron con tasas más bajas de alta hospitalaria.

Alfred I. Lee, MD, PhD, profesor asociado de medicina y autor principal del estudio, dijo: “El daño endotelial es un componente central en todo el espectro de la enfermedad COVID-19. Nuestro estudio es el primero en demostrar que este proceso de daño endotelial está presente en una amplia gama de pacientes con COVID-19, particularmente a medida que las personas se enferman gravemente”.

Los autores concluyeron que la endoteliopatía está presente en la COVID-19 y es probable que se asocie con enfermedad crítica y muerte. La identificación temprana de la endoteliopatía y las estrategias para mitigar su progresión podrían mejorar los resultados en la COVID-19. El estudio fue publicado el 30 de junio de 2020 en la revista The Lancet Hematology.

Enlace relacionado:
Facultad de Medicina de Yale
Instrumentation Laboratory


Últimas Hematología noticias



Singuway Biotech Inc.