Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Pruebas genéticas de la línea germinal evalúan el riesgo heredado de cánceres mieloides

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 01 Jan 2020
Históricamente se pensaba que el riesgo heredado de neoplasias hematológicas era relativamente raro; sin embargo, el incremento en el uso de la secuenciación de próxima generación ha identificado más pacientes con mutaciones genéticas en la línea germinal que se sabe que aumentan el riesgo de cáncer.

A los pacientes mayores de leucemia mieloide aguda (LMA) generalmente no se les practican pruebas genéticas de línea germinal para evaluar su riesgo hereditario de neoplasias mieloides. Cuando se identifican mutaciones de riesgo de cáncer en pacientes con neoplasias hematológicas, este conocimiento puede dar información sobre el tratamiento y ayudar a determinar si los miembros de la familia, que pueden o no haber heredado la misma mutación, pueden ser donantes para el trasplante de células madre.

Imagen: La prueba de secuenciación de última generación FoundationOne Heme se puede utilizar para evaluar de rutina, muestras de cáncer para todos los genes que actualmente se sabe que están alterados somáticamente y son promotores inequívocos de oncogénesis en neoplasias y sarcomas hematológicos (Fotografía cortesía de Foundation Medicine)
Imagen: La prueba de secuenciación de última generación FoundationOne Heme se puede utilizar para evaluar de rutina, muestras de cáncer para todos los genes que actualmente se sabe que están alterados somáticamente y son promotores inequívocos de oncogénesis en neoplasias y sarcomas hematológicos (Fotografía cortesía de Foundation Medicine)

Los científicos de Foundation Medicine (Cambridge, MA, EUA) y sus colegas, analizaron 179 participantes con LMA que proporcionaron muestras tumorales de médula ósea o sangre, y muestras normales de saliva o piel para análisis genéticos. Foundation Medicine analizó las muestras tumorales y normales utilizando su prueba de secuenciación de próxima generación, FoundationOne Heme, y las muestras normales fueron analizadas por la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (OHSU, Portland, OR, EUA) en su panel de malignidades NGS hematológicas, GeneTrails.

Los resultados de las pruebas realizadas independientemente por los dos laboratorios arrojaron una prevalencia del 14% de variantes patogénicas de la línea germinal, o 27 mutaciones en 24 pacientes con LMA. Los equipos clasificaron 181 variantes de significado desconocido en 102 pacientes, una prevalencia del 57%. Se encontraron siete variantes que fueron discordantes entre los dos grupos y se excluyeron porque no se pudo llegar a una determinación de consenso.

Las mutaciones DDX41, que se han descrito previamente en pacientes mayores con LMA, se identificaron en cinco pacientes y fueron el marcador de riesgo de línea germinal patógena más comúnmente identificado en el estudio. También se identificaron mutaciones en CHEK2, SBDS, MPL, BRCA2 y los genes FANCA y FANCL asociados a la anemia de Fanconi, entre otros. Sin embargo, la gran mayoría de las mutaciones identificadas en el análisis fueron variantes de significado incierto (VUS), y las más comunes fueron VUS en DOCK8 y CREBBP con una prevalencia de más del 5%.

Los investigadores compararon la frecuencia media de alelos variantes de mutaciones somáticas en muestras de piel y saliva de 37 pacientes, y encontraron que la frecuencia de alelos variantes era significativamente menor en los primeros (8% versus 20%). Determinaron, como lo han hecho otros grupos, que la saliva puede no ser una buena opción cuando se recolectan muestras normales “emparejadas” de pacientes en el momento del diagnóstico de LMA.

Uma Borate, MD, MS, oncóloga y autora principal del estudio, dijo: “Si sospechamos una predisposición hereditaria a la LMA, realmente queremos tener cuidado con los donantes que usamos, particularmente si son miembros de la familia. El riesgo es que los donantes podrían tener la misma mutación y transmitirla al paciente en estas células madre y que esas células madre puedan desarrollar la misma neoplasia maligna”. El estudio se presentó en el congreso anual de la Sociedad Estadounidense de Hematología celebrado del 7 al 10 de diciembre de 2019 en Orlando, FL, EUA.

Enlace relacionado:
Foundation Medicine
Universidad de Ciencias y Salud de Oregón


Últimas Hematología noticias