Método de cosecha mejora células madre para trasplante

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 02 Jan 2018
El trasplante de células madre hematopoyéticas es una posible terapia curativa para enfermedades malignas y no malignas. Mejorar la eficacia de la recolección de células madre y la calidad de las células adquiridas puede ampliar el conjunto de donantes y mejorar los resultados de los pacientes.
 

Imagen: Una micrografía electrónica de barrido (SEM) de células madre inducidas (Fotografía cortesía de la Universidad de Nueva Gales del Sur).
Imagen: Una micrografía electrónica de barrido (SEM) de células madre inducidas (Fotografía cortesía de la Universidad de Nueva Gales del Sur).
Actualmente, la forma más común de recolectar células madre hematopoyéticas (sistema sanguíneo) requiere que los donantes reciban inyecciones diarias de un medicamento llamado factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF), que induce a las células madre a pasar de la médula ósea a la circulación. Un nuevo método de recolección de células madre para el trasplante de médula ósea puede hacer que el proceso de donación sea más conveniente y menos desagradable para los donantes, al tiempo que proporciona células que son superiores a las adquiridas utilizando los protocolos actuales.
 
Un equipo de científicos que colaboran con los del Hospital General de Massachusetts (Boston, MA, Estados Unidos), desarrolló un régimen rápido de movilización de células madre que utiliza un agonista único del receptor CXC de quimioquinas tipo 2 (CXCR2), el crecimiento regulado del oncogén-beta (GROβ) y el antagonista de CXCR4, Plerixafor (AMD3100). Una sola inyección de ambos agentes dio como resultado un pico de movilización de células madre en 15 minutos que fue equivalente en magnitud a un régimen estándar de varios días de factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF).
 
Además de determinar los mecanismos mediante los cuales la administración combinada de GROβ y AMD3100 produjeron suficientes células madre tan rápidamente, el equipo descubrió que el trasplante con estas células conducía a una reconstitución más rápida de la médula ósea y a la recuperación de poblaciones de células inmunes en modelos murinos. Las células madre producidas por este procedimiento también muestran patrones de expresión génica similares a los de las células madre hematopoyéticas fetales (HSC), que se localizan en el hígado, en lugar de la médula ósea. El equipo también determinó que la movilización rápida resulta de la señalización sinérgica en los neutrófilos, con el resultado de una liberación mejorada de la metalopeptidasa 9 de la matriz (MMP-9) y polimorfismos genéticos inesperadamente revelados en MMP-9 que alteran la actividad.
 
Jonathan Hoggatt, PhD, profesor y autor principal del estudio dijo: “Este es un momento emocionante en el trasplante de médula ósea, ya que el número de enfermedades que pueden tratarse o incluso curarse está aumentando. Con el desarrollo de nuevas estrategias de terapia génica para enfermedades como la anemia falciforme, la talasemia beta y la inmunodeficiencia combinada severa, tener suficientes células de alta calidad modificadas genéticamente puede ser un cuello de botella clave. Nuestra capacidad para obtener HSC altamente injertables con la combinación de GROβ y de AMD3100, debería mejorar significativamente y ampliar la disponibilidad de esos tratamientos”. El estudio fue publicado el 7 de diciembre de 2017 en la revista Cell.
 

Últimas Hematología noticias