Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

BECKMAN COULTER, INC.

Evalúan pruebas de diagnóstico del deterioro neural en lepra

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 26 Jun 2018
La lepra es una enfermedad infecciosa crónica causada por Mycobacterium leprae, un parásito intracelular obligado con predilección por infectar los nervios periféricos y la piel. La lepra es una enfermedad actual y desafiante, porque todavía representa un problema para la salud pública en los países en desarrollo.

A pesar del aparente progreso observado en los últimos años en el control de la lepra, la identificación temprana de los casos sigue siendo uno de los principales objetivos de los programas de control. El largo período de incubación de la lepra, sus síntomas y signos insidiosos dificultan el diagnóstico. El predominio de casos multibacilares (MB) con discapacidades neuronales indica diagnóstico tardío, lo que refuerza el control epidemiológico ineficaz en muchos países.

Imagen: El sistema de PCR en tiempo real, ABI 7300 (Fotografía cortesía de Applied Biosystems).
Imagen: El sistema de PCR en tiempo real, ABI 7300 (Fotografía cortesía de Applied Biosystems).

Científicos de la Universidad Federal de Uberlândia (UFU, Uberlândia, Brasil) y sus colegas, reclutaron 175 contactos seropositivos y 35 seronegativos caseros entre 2014 y 2016, que fueron sometidos a un extenso protocolo que incluía datos clínicos, moleculares (reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa en sangre periférica (qPCR)), qPCR de un frotis de la piel de hendidura, qPCR de biopsias de la piel) y evaluaciones electroneuromiográficas. El ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) se realizó en todos los contactos del hogar. Los anticuerpos IgM anti-fenólicos glicolípidos séricos (PGL-I) se detectaron mediante un ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) realizado contra el PGL-I nativo purificado de la pared celular de M. leprae. El ensayo cuantitativo de PCR en tiempo real (qPCR) dirigido contra el ADN de M. leprae se realizó contra la región genómica específica del bacilo (RLEP) en un sistema de PCR en tiempo real.

Los investigadores encontraron que la positividad de la qPCR en sangre periférica de los contactos seropositivos era del 40,6% (71/175) mientras que solo el 8,6% (3/35) eran qPCR positivos en los contactos seronegativos. Para el frotis de piel de hendidura, solo el 4% (7/175) de los contactos seropositivos presentaron baciloscopia positiva, mientras que la qPCR detectó un 47,4% (83/175) de positividad en este grupo en comparación con solo el 17,1% (6/35) en los contactos seronegativos . Los contactos seropositivos presentaban una probabilidad 4,04 veces mayor de deterioro neural. La positividad de qPCR en sangre periférica presentó una probabilidad de 2,08 veces mayor para el deterioro neural. Por el contrario, la presencia de al menos una cicatriz de la vacuna BCG demostró una protección 2,44 veces mayor contra el deterioro neuronal (OR = 0,41).

Los autores concluyeron que la anti-PGL-I ELISA es la prueba más importante para determinar el aumento de la probabilidad de deterioro neuronal en los contactos leprosos asintomáticos en el hogar. La combinación de los dos ensayos (ELISA anti-PGL-I y qPCR de sangre periférica) y la presencia de cicatriz de BCG puede identificar a los individuos con mayores posibilidades de desarrollar una neuropatía leprosa que corrobora el diagnóstico y el tratamiento precoces. El estudio fue publicado el 21 de mayo de 2018 en la revista Public Library of Science Neglected Tropical Diseases.

Enlace relacionado:
Universidad Federal de Uberlândia



Abbott Diagnostics

Últimas Diagnóstico Molecular noticias



Abbott Diagnostics