Pérdida de la miosina pronostica recurrencia del cáncer colorrectal

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 05 Feb 2018
Se ha identificado la pérdida de la proteína Miosina Vb, en pacientes con cáncer colorrectal (CCR), como un factor pronóstico fuerte para la recurrencia de la enfermedad.

La detección y clasificación temprana del CCR es de gran importancia, ya que no todos los pacientes en etapa II se benefician de la quimioterapia. Existen pocos marcadores de pronóstico conocidos para el CCR, por lo que muchos pacientes sufren innecesariamente los efectos secundarios de la quimioterapia sin tener beneficios reales. Se ha informado recientemente que los miembros de la familia de la miosina, proteínas reconocidas por tener un papel principal en el tráfico y la polarización de las células, están estrechamente asociadas con varios tipos de cáncer y, por lo tanto, podrían servir como marcadores pronósticos potenciales en el contexto del CCR.

Imagen: Estructura cristalina de la miosina V libre de nucleótidos con la cadena liviana esencial (Fotografía cortesía de Wikimedia Commons).
Imagen: Estructura cristalina de la miosina V libre de nucleótidos con la cadena liviana esencial (Fotografía cortesía de Wikimedia Commons).

La miosina V es un motor de miosina no convencional, que se desplaza a lo largo de los filamentos de actina viajando hacia el extremo con púas de los filamentos. La miosina V está involucrada en el transporte de carga (por ejemplo, ARN, vesículas, orgánulos, mitocondrias) desde el centro de la célula a la periferia, pero además se ha demostrado que actúa como una atadura dinámica, que retiene vesículas y orgánulos en la periferia, rica en actina, de las células

Investigadores de la Universidad de Luxemburgo (Belvaux) utilizaron un metaanálisis ya conocido de datos de expresión génica, disponibles públicamente, para analizar la expresión de diferentes miembros de la familia de la Miosina V, concretamente MYO5A, 5B y 5C, en el CCR. Utilizando material microdisecado por láser, así como microarrays de tejidos de muestras de CCR humanos correspondientes, validaron tanto la expresión de ARN como de la proteína de la Miosina Vb (MYO5B) y sus proteínas adaptadoras conocidas (RAB8A y RAB25) en una cohorte de pacientes independientes. Finalmente, evaluaron el valor pronóstico de MYO5B y de sus firmas de expresión génica combinatorias acopladas al adaptador.

Los resultados revelaron una pérdida independiente de la expresión de la metilación de MYO5B en el CCR que coincidía con la progresión de la enfermedad. De manera significativa, los pacientes con CCR con baja expresión de MYO5B mostraron una supervivencia global, libre de enfermedad y metástasis más corta, una tendencia que se reforzó aún más cuando también se tuvo en cuenta la expresión de RAB8A. Estos hallazgos identificaron a MYO5B como un potente biomarcador pronóstico en el CCR, especialmente en las etapas tempranas (estadios I y II), lo que podría ayudar a estratificar a los pacientes con estadio II para que reciban quimioterapia adyuvante.

“La fuerza del estudio radica en el esfuerzo concertado y los métodos interdisciplinarios, que implican la bioinformática y técnicas experimentales de vanguardia. Especialmente, el apoyo financiero de la Fondation Cancer (Luxemburgo) ha sido crucial para la finalización exitosa de nuestros proyectos de biomarcadores”, dijo la autora principal, la Dra. Elisabeth Letellier, investigadora asociada en ciencias de la vida de la Universidad de Luxemburgo.


Últimas Diagnóstico Molecular noticias