Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Las pruebas rápidas de saliva son tan buenas como las pruebas de PCR para diagnosticar COVID-19 en la fase inicial de la infección

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 15 Nov 2021

Los científicos que investigan si las pruebas rápidas de antígenos se pueden utilizar en la saliva en lugar de frotar la cavidad nasal, han descubierto que la saliva puede ser lo suficientemente buena para diagnosticar COVID-19 en la fase inicial de la infección.

El estudio de la Universidad de Lund (Lund, Suecia) tenía como objetivo averiguar si las pruebas rápidas de COVID-19 que utilizan saliva podrían ser alternativas más fáciles a las pruebas de PCR comunes que involucran una muestra de nariz y garganta tomada con un hisopo de algodón, un procedimiento que a menudo es desagradable. Las herramientas de diagnóstico rápido son cruciales para reducir la propagación de la COVID-19. Hoy en día, existen varios métodos de prueba diferentes para identificar una infección en curso. Las pruebas de PCR que se utilizan en la atención médica y la mayoría de las pruebas de antígenos disponibles en el mercado generalmente se toman con hisopos en la cavidad nasal, un método que a muchos les resulta incómodo. Las pruebas de antígenos se utilizan como complemento de las pruebas de PCR cuando se requiere una mayor capacidad de prueba o resultados rápidos. Sin embargo, también existen pruebas de saliva.


Ilustración
Ilustración

En el estudio actual, los investigadores compararon las pruebas de RT-PCR con muestras de saliva que recolectaron de 44 pacientes. Los 44 participantes tenían COVID-19 confirmada y tuvieron que aclararse la garganta antes de escupir. Los resultados mostraron que el coronavirus se puede detectar tanto en la saliva como en las muestras de la cavidad nasal, pero que las concentraciones son ligeramente más bajas en la saliva. Los investigadores también examinaron cuatro diferentes pruebas rápidas de antígenos disponibles en el mercado, para ver qué tan bien detectan el virus en las muestras de saliva. Se encontró que las cuatro pruebas de antígenos eran relativamente sensibles para detectar el virus al principio de la infección, ya que la concentración del virus es más alta en ese punto. Más adelante en la infección, cuando la concentración del virus es menor, las pruebas de antígeno no fueron lo suficientemente sensibles. Los investigadores creen que las pruebas rápidas de saliva son una buena alternativa a las pruebas de PCR estándar y también pueden complementar estos métodos a medida que aumentan las necesidades de detección.

"Aunque nuestro estudio no es definitivo, nuestros resultados indican que las pruebas rápidas con saliva podrían ser lo suficientemente buenas para diagnosticar la COVID-19 en la fase inicial de la infección", dijo Magnus Rasmussen, especialista en medicina de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Skåne y profesor de la Universidad de Lund, quien dirigió el estudio.

“La ventaja de una prueba rápida basada en saliva es que puede tomarla fácilmente en casa en paz y tranquilidad. Para muchos, puede marcar una gran diferencia. Si la infección ocurre, por ejemplo, en la escuela primaria, los estudiantes más jóvenes no vacunados pueden ser evaluados más rápidamente con una prueba rápida basada en saliva. Para los niños, es importante que el muestreo sea sencillo y sin molestias”, agregó Yang de Marinis, quien es la primera autora del estudio.

Enlaces relacionados:
Universidad de Lund


Últimas COVID-19 noticias



SEROSEP