Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

LabMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Química Clínica Diagnóstico Molecular Hematología Inmunología Microbiología Patología Tecnología Industria

Estudio encuentra que el ultrasonido de pulmón es mejor que las radiografías de tórax para diagnosticar la COVID-19

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 12 Nov 2020
Un estudio nuevo encontró que las ecografías portátiles son más sensibles que los rayos X para la detección preliminar de neumonía atípica en pacientes que pueden tener COVID-19.

Los médicos han tratado de descubrir el mejor método para la obtención de imágenes iniciales en pacientes que pueden estar enfermos de COVID-19. En una presentación en el congreso virtual del Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia, el Dr. Ryan C. Gibbons, de la Facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple (Filadelfia, PA, EUA), informó los hallazgos de un estudio de posibles pacientes con COVID-19 que acudieron al departamento de emergencias (DE). Gibbons y su equipo siguieron prospectivamente a 143 pacientes potenciales consecutivos de COVID-19 que se presentaron en el servicio de urgencias. Cada paciente fue examinado mediante ultrasonido de mano y radiografía portátil. Aquellos en alto riesgo, y aquellos que mostraron hallazgos anormales, fueron enviados a tomografías computarizadas.

Imagen: Sistema de Imagenología Diagnóstica Digital por Ultrasonido, Mindray DP-50 (Fotografía cortesía de Mindray)
Imagen: Sistema de Imagenología Diagnóstica Digital por Ultrasonido, Mindray DP-50 (Fotografía cortesía de Mindray)

Los médicos interpretaron 99 ecografías y 73 radiografías como positivas. Las tomografías computarizadas confirmaron que el 75% (IC 95% 66,0-83,2) de estos pacientes tenían neumonía atípica. Este número fue especialmente alto porque los pacientes fueron rastreados durante un período de infección generalizada, según Gibbons. Encontraron que la especificidad fue del 33,3% (IC del 95%: 16,5-54,0) para la ecografía y del 44,4% (IC del 95%: 25,5-64,7) para los rayos X. El estudio encontró que la ecografía tenía una sensibilidad del 97,6% (IC del 95%: 91,6 a 99,7) en comparación con el 69,9% (IC del 95%: 58,8 a 79,5), para los rayos X.

Con base en estos hallazgos, Gibbons instó un enfoque de detección de “ultrasonido primero”. “Es una herramienta valiosa para separar rápidamente a los pacientes de menor riesgo de los de mayor riesgo y sacar a los pacientes de menor riesgo”, dijo a MedPage Today después de su presentación en línea. Las ecografías, que se pueden realizar fácilmente al lado de la cama con dispositivos de mano, también son más convenientes que las radiografías, según Gibbons. Los médicos utilizan “una sonda de mano que se conecta a un iPad. Puede entrar y salir de una habitación en menos de unos minutos y la desinfección es muy rápida. Y no tenemos que transportar a un paciente hacia y desde los rayos X ni tenemos que esperar que traigan una máquina de rayos X portátil”, dijo.

Enlace relacionado:
Universidad de Temple


Últimas COVID-19 noticias