Establecen recomendaciones para diagnóstico de cáncer colorrectal

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 22 Mar 2017
Después de revisar más de 4.000 artículos, un panel de expertos ha emitido recomendaciones para la prueba de biomarcadores de diagnóstico en pacientes con cáncer colorrectal temprano y avanzado.
 

Imagen: Micrografía electrónica de barrido (SEM) de las células de cáncer colorrectal en división (Fotografía cortesía del MNT).
Imagen: Micrografía electrónica de barrido (SEM) de las células de cáncer colorrectal en división (Fotografía cortesía del MNT).
El panel multidisciplinario fue establecido por la Sociedad Americana de Patología Clínica (ASCP), el Colegio de Patólogos Americanos (CAP), la Asociación de Patología Molecular (AMP) y la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), con el objetivo de establecer pruebas estándar de biomarcadores moleculares de los tejidos del cáncer colorrectal (CRC) para guiar las terapias con el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) y los regímenes quimioterapéuticos convencionales.
 
Para lograr este objetivo, el panel llevó a cabo una búsqueda exhaustiva de la literatura que incluyó más de 4.000 artículos. Los miembros del panel se centraron en la siguiente lista de preguntas clave: (1) ¿Qué biomarcadores son útiles para seleccionar a los pacientes con CCR para terapias específicas y convencionales? (2) ¿Cómo se deben procesar los especímenes de tejido para las pruebas de biomarcadores para el manejo de los CCR? (3) ¿Cómo deben realizarse las pruebas de biomarcadores para el manejo del CCR? (4) ¿Cómo deberían ser implementadas y operacionalizadas las pruebas moleculares del CCR? (5) ¿Existen genes/biomarcadores emergentes que deberían ser usados de manera rutinaria en el CCR?
 
Después de su revisión, el panel publicó sus hallazgos en las ediciones en línea del 6 de febrero de 2017 de las revistas American Journal of Clinical Pathology, Archives of Pathology & Laboratory Medicine, Journal of Molecular Diagnostics y el Journal of Clinical Oncology de cada una de las organizaciones colaboradoras, respectivamente.
 
El panel estableció 21 declaraciones de directrices (ocho recomendaciones, 10 opiniones de consenso de expertos y tres “no recomendaciones”) y concluyó que la evidencia apoyaba pruebas mutacionales de genes específicos en la vía de señalización del EGFR, ya que proporcionaban información clínicamente accionable para la terapia dirigida para el CCR, con anticuerpos monoclonales anti-EGFR. Las mutaciones en algunos de los biomarcadores tienen un valor pronóstico claro (BRAF, MMR), y por lo menos dos (KRAS y NRAS) tienen pruebas relativamente fuertes como predictores negativos del beneficio de las terapias, anti-EGFR y deben usarse para guiar el uso de estos agentes. Las mutaciones BRAF se asocian consistentemente con malos resultados en pacientes con CCR metastásico, incluyendo aquellos que recurren después de la terapia adyuvante.
 
“Aunque muchas recomendaciones existentes cubren la aplicación de biomarcadores moleculares individuales en el cáncer colorrectal, esta guía completa la necesidad de un conjunto de recomendaciones que abarcan la amplitud del conocimiento actual”, dijo el autor contribuyente, Wayne W. Grody, profesor de medicina en la Universidad de California, Los Ángeles (Estados Unidos) y copresidente del proyecto en nombre de la ASCP. “Esta guía integral resultará útil para los patólogos y oncólogos con el fin de que puedan apoyar la toma de decisiones sobre cuáles son las pruebas moleculares que se deben ordenar para los pacientes con cáncer colorrectal.”
 

Últimas Patología noticias